Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acepta negociar subidas fiscales a las rentas altas para salvar las cuentas

Grupos minoritarios piden cambios en los impuestos para apoyar el Presupuesto

El debate político sobre la crisis se centra ahora en la política fiscal, con consecuencias en los acuerdos parlamentarios del Gobierno. El compromiso público del presidente José Luis Rodríguez Zapatero de no subir impuestos este año dificulta la negociación presupuestaria con los grupos minoritarios de la izquierda, cuyos votos son imprescindibles para el Ejecutivo.

Esos grupos exigen que se incluyan modificaciones fiscales para penalizar a las rentas más altas. Por ejemplo, el diputado de ICV, Joan Herrera, someterá a votación en el Pleno del próximo martes una moción con varios puntos que incluyen esas propuestas de reformas fiscales.

El Gobierno dispone de votos suficientes para derrotar esa moción con los diputados del PP y los de los nacionalistas. Sin embargo, el problema para el Ejecutivo es que Herrera ha condicionado su voto a los Presupuestos a que se apruebe esa moción. Ese apoyo, junto con el de Gaspar Llamazares y el del BNG son fundamentales para los Presupuestos.

ICV quiere cambiar el tipo del 24% en el IRPF para futbolistas de élite foráneos

Además, el jueves 25, dos días después de votarse esa moción, el Congreso debe aprobar el llamado techo de gasto o marco presupuestario y también para esa votación la izquierda pone como condición la subida de impuestos para rentas más altas.

Por eso, el PSOE se ha movilizado para negociar con Herrera. Hubo una primera reunión el martes, en la que los diputados socialistas Francisco Fernández Marugán y Eduardo Madina trasladaron al diputado de ICV la disposición a negociar esas modificaciones fiscales, para incluirlas en los Presupuestos para 2010.

El miércoles, la propia vicepresidenta segunda, Elena Salgado, respondió a la petición de cambios fiscales formulada por Herrera en el Pleno con esta frase: "Estamos abiertos a considerar todas las posibilidades que nos ofrece el examen de los ingresos y de los gastos que tendremos que contemplar a la hora de elaborar los Presupuestos Generales del Estado". Es decir, aceptó formalmente desde la tribuna abrir la negociación sobre la subida de impuestos para las rentas más altas. Y fuentes autorizadas de la dirección del Grupo Socialista aseguraron ayer a este periódico que "el PSOE ofrecerá a Herrera un compromiso genérico para incluir en los Presupuestos modificaciones en los impuestos en busca de mayor equidad fiscal".

Incluso, los socialistas están dispuestos a estudiar cambios en la devolución de 400 euros, una de las propuestas incluidas en la moción. Casi a la misma hora en que Salgado exponía en el Congreso su disposición a abrir esa negociación, Zapatero aseguraba en Cuatro que no tenía intención de subir más impuestos este año.

Esa afirmación ha irritado a los grupos minoritarios de la izquierda, pero el PSOE asegura que, en todo caso, los cambios se introducirían en los Presupuestos para el próximo año. Es decir, que se cumpliría el compromiso del presidente del Gobierno. Herrera, no obstante, exige mayor concreción y no le bastaría con un compromiso genérico. El diputado recuerda, por ejemplo, que el Gobierno se comprometió con él a avanzar en la llamada fiscalidad verde, sin que se hayan producido aún novedades.

Sobre este asunto, la vicepresidenta Elena Salgado aseguró el miércoles en el Congreso: "Hemos dado ya pasos para una fiscalidad más sostenible, y estamos dispuestos a continuar por esa vía en el marco de esa ley de economía sostenible que espero que pueda presentarse en el Parlamento en plazo breve".

La moción de ICV que se votará el martes incluye eliminar lo que se conoce como ley Beckham, según la cual los futbolistas de élite extranjeros pagan sólo el 24% de IRPF, exactamente el mismo porcentaje que los españoles con menos de 17.000 euros de ingresos. Es decir, que Cristiano Ronaldo cotizará lo mismo que un ciudadano que gane menos de esos 17.000 euros.

Para aprobar el jueves el marco presupuestario, el Gobierno necesita mayoría simple y busca los votos de BNG, Coalición Canaria, Izquierda Unida e ICV, es decir, los mismos con los que aspira a aprobar los Presupuestos para 2010. Le salvaría la abstención de CiU o del PNV.

Los tres diputados de ERC mantienen distancias con el Gobierno a la espera del acuerdo de financiación autonómica.

Las condiciones de ICV

- 1. Eliminar la deducción de los 400 euros.

- 2. Introducir progresividad en la deducción o prestación de 2.500 euros por nacimiento o adopción.

- 3. Un nuevo tramo en el IRPF con un tipo marginal del 50% para las rentas más altas de 7.000 euros mensuales.

- 4. Equiparar las rentas de trabajo y capital.

- 5. Recuperar el impuesto de patrimonio para bienes muebles e inmuebles superiores al millón de euros.

- 6. Que deportistas con fichas superiores a los 60.000 euros mensuales no puedan acogerse a una tributación equivalente al 24% del marginal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 2009

Más información