Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mario Vargas Llosa

Un regalo de aniversario

"Es como un regalo de aniversario", dijo ayer Mario Vargas Llosa del Premio Don Quijote. Se refería a los 50 años que han pasado desde que publicó su primera obra literaria: Los jefes. En 1959, efectivamente, apareció el primer volumen de relatos de un estudiante de la Universidad San Marcos de Lima que llevaba un año en la pensión El Jute de Madrid haciendo el doctorado y fogueándose como narrador: "Al poco de llegar un grupo de médicos de Barcelona aficionados al cuento me dio el Premio Leopoldo Alas". Entre ese que le dieron hace medio siglo y el Quijote que recibió ayer, el autor de La ciudad y los perros atesora los galardones más importantes de la lengua española, del Biblioteca Breve al Cervantes pasando por el Príncipe de Asturias.

También el año pasado, el premio a Carlos Fuentes coincidió con el aniversario de La región más transparente. A Vargas Llosa, además, le coge enfrascado en su próxima novela, ambientada en el Congo. Junto a su talento como escritor, el jurado del premio castellano-manchego quiso reconocer "el compromiso con la realidad" de un intelectual que, del periodismo a la política, sigue teniendo los pies en la tierra. Como Sancho Panza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de junio de 2009