Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte caída de ventas como aperitivo a la Feria del Libro

El descenso en la actividad del sector llegó al 20% en marzo

Los libros también han sufrido un duro invierno y las ventas del sector han descendido en marzo entre un 15% y un 20%. Así lo comentó ayer Pilar Gallego, presidenta de la Feria del Libro de Madrid (FLM), al presentar la 68º edición de esta cita cultural multitudinaria que se celebra todos los años en el parque de El Retiro. Los responsables del sector confían en que las ventas de libros de la Feria contribuyan a frenar el lento declive de los últimos meses.

"Hay que dar una respuesta cauta", señaló Pilar Gallego, "a la pregunta de si la crisis afecta a los libros. Es cierto que nunca hemos formado parte de ninguna gran burbuja. Ahora bien, no somos ajenos al parón del consumo y a los recortes presupuestarios. De todos modos, la literatura sigue siendo un tipo de ocio barato y eso juega a nuestro favor". Mantener el precio fijo y único del libro y apoyar a librerías y editoriales figuran entre las peticiones del sector.

Convocada entre el 29 de mayo y el 14 de junio y con el mismo número de casetas que el año pasado (unas 350), esta edición de la FLM contará con la cultura francesa como invitada y para ello se han organizado debates, coloquios y proyecciones. Eric-Emmanuel Schmitt y Mathias Enard son algunos de los autores franceses que participarán en las actividades de la Feria, que acogerá la presentación de la biblioteca íntima de François Truffaut, a cargo del cineasta Alain Lefebvre. El director del certamen, Teodoro Sacristán, indicó que la política de elegir una cultura invitada respondía a un nuevo modelo.

Entre las novedades de esta edición sobresale el montaje de un pabellón del Ayuntamiento que reproducirá un café literario típico de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Bajo una estructura transparente se instalarán dos volúmenes similares a las casetas de la feria y, entre ellos, surgirá una sala destinada a actos públicos, un espacio para leer y charlar y un área a la sombra de los árboles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de mayo de 2009