Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva Rumasa comprará a Kraft la planta de Menorca

La empresa de José María Ruiz-Mateos, Nueva Rumasa, comprará mediante su filial Carcesa la fábrica en Mahón de Kraft Foods y adquirirá las marcas de queso Tranchettes, Santé y Quesilettes, según anunciaron ayer las dos empresas. El Caserío, una de las marcas bandera de Kraft, no está incluida en el trato. Las empresas no han especificado el coste de la operación.

La portavoz del Gobierno balear, Joana Barceló, dijo en rueda de prensa que se trata de la firma de un preacuerdo. "A partir de aquí, lo que hay que trabajar es el plan de viabilidad y los acuerdos del comité de empresa". La operación está sujeta al proceso de auditoría legal y financiera habitual, y tiene de plazo hasta el 30 de junio para efectuarse.

Kraft anunció el cierre de la planta de Menorca el pasado 11 de diciembre, después de intentar venderla durante cuatro años. El acuerdo que ahora tiene con la española "se centra en mantener la producción y los puestos de trabajo", afirmó la portavoz del Gobierno balear, que ha apadrinado la operación.

La fábrica da trabajo a 164 empleados fijos. Kraft mantendrá la producción de El Caserío en la planta de Mahón hasta final de 2009 y suscribirá un contrato de co-manufactura para parte del volumen durante tres años.

Nueva Rumasa, que agrupa las marcas Clesa, Duhl, Trapa y Cacaolat, lanzó el pasado febrero una emisión de pagarés y anunció que estaba en negociaciones para comprar dos empresas alimentarias que facturan entre 100 y 200 millones de euros, aunque no especificó cuáles. Kraft ya les vendió en 2008 su negocio de patés, zumos y tomate en conserva (Fruco y Apis).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de mayo de 2009