La cosecha de cereales caerá un 15% en España y un 8% en la UE

Las lluvias no compensan el recorte en la superficie cultivada en secano

La cosecha de cereales en la Unión Europea experimentará este año una caída del 8%, según los datos provisionales manejados por la organización comunitaria de comerciantes de granos, Coceral. En el caso de España, según las mismas estimaciones, la producción se recortaría más del 15%. En ambos casos, este ajuste a la baja es consecuencia fundamentalmente del recorte de las superficies de cultivo ante los elevados costes de producción por la subida de los precios de semillas y fertilizantes. Igualmente se descuenta la posibilidad de que en esta campaña las condiciones meteorológicas no sean tan favorables como el año anterior.

En la actualidad, aunque las lluvias de los últimos meses han llenado los embalses y no parece que vayan a existir problemas para los regadíos, en las grandes zonas de los cereales de secano se indica la necesidad de agua para mantener los cultivos.

Estas primeras previsiones se suman a los problemas de las sequías y malos resultados habidos en algunos grandes países productores de granos, como serían los casos de Argentina, China o India. A pesar de estas cifras a la baja, los precios en los mercados en origen no han reaccionado hasta la fecha. Se estima que la recuperación de las cotizaciones depende más del aumento de las cabañas ganaderas y una mayor demanda de cereal para pienso que del recorte de la producción.

En el conjunto de la Unión Europea, la producción total de cereal se estima en 286,4 millones de toneladas, lo que supone un 8% por debajo de la cosecha anterior, que fue muy buena. De esa cifra, 128 millones corresponderían a trigos blandos, 8,5 millones a trigos duros, 61 millones de toneladas a cebada, 56 millones a maíz, ocho a avena, 10 a triticale y cuatro a sorgo.

En España, frente a una producción la campaña anterior de 23 millones de toneladas, las previsiones muy provisionales apuntan a una cosecha de 19 millones de toneladas. De esa cifra, la producción de cebada sería de sólo nueve millones, frente a los 11,2; en el caso del trigo blando, la cosecha bajaría de 5,57 a 4,5 millones de toneladas, y la de trigo duro lo haría de 1,1 a un millón.

Una cosechadora en plena faena de recogida del cereal.
Una cosechadora en plena faena de recogida del cereal.BLOOMBERG

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción