Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía vasca decreció un 1,1% en el último trimestre de 2008

El servicio de estudios de Caja Laboral prevé que entrará en recesión en marzo

Euskadi camina ya por la senda del resto de las economías de su entorno. El cuarto trimestre de 2008 se cerró con una caída del PIB (producto interior bruto) de un 1,1% respecto al trimestre anterior, según el Eustat (Instituto Vasco de Estadística). Este dato negativo no impidió ayer al Gobierno volver asegurar que Euskadi no va a entrar en recesión (concepto técnico que implica dos trimestres consecutivos de descenso del PIB). Este análisis choca, sin embargo, con la proyección realziada por Joseba Madariaga, responsable del servicio de estudios de Caja Laboral y profesor de La Comercial de Deusto. Conforme al modelo de estimación estadístico de la cooperativa de crédito de Mondragón, Euskadi entraría en recesión al cierre del primer trimestre de este año.

Zenarruzabeitia rechaza que Euskadi vaya a entrar en recesión

El Gobierno insiste en que el País Vasco saldrá antes de la crisis

El pasado diciembre, la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, rechazó la posibilidad de que el crecimiento fuera negativo ni siquiera en un solo trimestre. El Ejecutivo empezó 2008 con una previsión de incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,6% y lo cerró con una estimación del 2,2%. La realidad lo ha dejado en un 2%. Elaboró los presupuestos de 2009 con una previsión del 1,5%, revisado al 0,5% hace tan solo un mes. Las predicciones de Madariaga corrigen las que él mismo realizó el pasado diciembre, en las que daba una horquilla de crecimiento para el conjunto del año de entre un 0,2% y un 0,6%.

El mal dato de finales de 2008 llega en plena campaña electoral y tuvo ayer como consecuencia una reacción rápida de Zenarruzabeitia, que, aunque reconoció que "no esperaban" un decrecimiento del PIB tan "virulento" en el último trimestre, volvió a insistir en que Euskadi se encuentra mejor que el resto de las economías de su entorno y que saldrá antes de la crisis; un mantra que viene repitiendo el lehendakari Juan José Ibarretxe a lo largo de la campaña y que tienes escasa base económica.

Zenarruzabeitia aseguró en la reuda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ya hay "indicios" de que las cosas están cambiando, pese a las previsiones en sentido contrario de todos los organismos internacionales y de los principales analistas. Nadie se atreve a aventurar una fecha para la salida del túnel que asola a las economías de los países desarrollados. Hay quien especula con la posibilidad de una larga depresión, similar a la de 1929 o una estanflación (desaceleración con caída de precios).

Tanto el conjunto de España como la Unión Europea se encuentran ya sumidas en recesión al haber encadenado ya dos trimestres con saldo negativo en el PIB. Zenarruzabeitia se agarra a este dato para asegurar que Euskadi se encuentra mejor. Sin embargo, el profesor de Economía Aplicada de la UPV, Josu Ferreriro, aseguró hace unas semanas a este diario que la crisis tradicionalmente ha llegado más tarde a la economía vasca, pero que no se va a librar del impacto.

El Gobierno señaló ayer que los datos del conjunto del año no son tan malos. Así, destacó que la tasa de crecimiento del 2% en 2008 "supone crecer la mitad que el ejercicio anterior, 2007, y la mitad que los tres ejercicios anteriores". Este dato, además, lo puso en comparación con el crecimiento de la economía del conjunto de España, un 1,2%, de la media de la Unión Europea, un 0,9%, y de la zona euro, un 0,7%. La respuesta a si habrá recesión no se sabrá hasta después de las elecciones del primero de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de febrero de 2009