Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clara Usón gana el Biblioteca Breve con un duro retrato de los años ochenta

"No estábamos politizados, ni luchábamos contra una dictadura; la verdad es que pasábamos de todo, no queríamos ni responsabilidades, ni compromisos... y, por supuesto, era imposible pensar que esa despreocupación pudiera tener consecuencias". Con esa dureza retrata la escritora Clara Usón (Barcelona, 1961) a la generación de los recientes años ochenta.

Ese mundo, personificado en Fede, hijo de 13 años de unos padres con problemas de drogadicción, que no encaja con su madrastra, que se cree maduro, que quiere saber de su madre y que tiene como ídolo a Sid Vicious es el que protagoniza Corazón de napalm. Se trata de su quinta obra y con ella obtuvo ayer en Barcelona los 30.000 euros del Premio Biblioteca Breve 2009, convocado por Seix Barral.

"Los niños nacidos en los ochenta son hijos de padres poco convencionales, por lo que más que ser hijos son padres de sus padres", definió al protagonista Ángeles Caso, escritora y miembro del jurado, que destacó la temática innovadora de la novela.

"Fui un poco loca e inconsciente esos años; la persona que soy se explica en gran medida por lo vivido durante ese periodo", admitía ayer, vestida muy formal, Usón. Tras citar a Chéjov, Tolstói, Flaubert y Faulkner, se quedó con Stendhal al asegurar: "Hago novela realista, sólo soy testigo de mi época. Por eso me he limitado a poner el espejo de Stendhal en el camino de mi tiempo", dijo la autora de El viaje de las palabras (2005).

El libro alterna la historia de Fede con la de Marta Valdés, una pintora desconocida que intenta sobrevivir "y medrar" en la Barcelona artística, en tiempos en los que el marketing lo invade todo. Las trayectorias, paralelas, se acabarán cruzando al final.

"La historia de Fede es dramática, mientras que la de la artista responde más a una comedia de enredo", asegura la escritora, que, sin ambages, se siente mucho más identificada con esta parte de su novela. "La pintora es un poco mi álter ego", afirma Usón, que debutó en 1998 con Las noches de San Juan, con la que obtuvo el Premio Femenino Singular, de Lumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 2009