Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Archivo Histórico Nacional multiplica su espacio por diez

Una nave industrial comprada por Cultura acabará con el actual atasco

Unas antiguas naves industriales de Galerías Preciados, ubicadas en San Fernando de Henares (Madrid), permitirán desatascar el Archivo Histórico Nacional (AHN), saturado desde hace años e incapacitado para recibir la documentación administrativa que adquiere la condición de histórica con el paso de los años. Este inmueble albergará el centro de colecciones de museos estatales en una pequeña parte, mientras que el 75% de la superficie se usará como depósito del AHN, según el director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco.

El Ministerio de Cultura ha pagado 28 millones de euros por el inmueble, que ahora pertenecía al patrimonio del Fondo de Garantía Salarial. La operación fue aprobada por el Consejo de Ministros a finales de diciembre. El edificio acabó en manos de la Administración como parte del pago que hizo en su día Galerías Preciados para saldar su deuda pública.

La saturación del centro impide que le traspasen fondos de otros depósitos

El futuro almacén ocupará un antiguo edificio de Galerías Preciados

A pesar de que el AHN, con sus 44 kilómetros de estanterías, es el segundo archivo con más capacidad de almacenamiento de la red estatal, apenas dispone ya de espacio libre (un kilómetro, según los datos de 2007). "Ahora mismo no puede recepcionar nada, lo que también atasca el Archivo General de la Administración y los archivos de los ministerios", expone Rogelio Blanco. Con la adquisición de la nueva nave, multiplicará su espacio de almacenamiento casi por diez (de los actuales 44 kilómetros a unos 400).

El AHN, creado en 1866, es un archivo final. A él van a parar los documentos generados por las sucesivas administraciones que han ocupado el poder en España. El Archivo General de la Administración (AGA), ubicado en Alcalá de Henares, es el depósito intermedio, que recibe los papeles procedentes de los archivos de cada ministerio.

En el AGA permanecen alrededor de 25 años, aunque el atasco que sufre el histórico ha impedido el traspaso de legajos de uno a otro, con el consiguiente bloqueo de las dependencias de Alcalá de Henares, las que más capacidad tienen de la red española, con 160 kilómetros de estanterías. "El nuevo anexo volverá a dar sentido al sistema de archivos estatales", indica Blanco.

El inmueble que se convertirá en depósito del AHN dispondrá de una capacidad de almacenamiento de unos 400 kilómetros, lo que le convertirá en uno de los más grandes del mundo, junto al National Archives Building, en Washington (Estados Unidos), el Arquivo Nacional de la Torre do Tombo, en Lisboa (Portugal), o el propio AGA español.

También permitirá que el actual edificio del AHN, en la calle madrileña de Serrano, pueda desalojar espacio ahora mismo destinado al almacenamiento para otros usos culturales o científicos. "Quiero que, además de la función de depósito de los archivos, se reconozcan como instituciones culturales", reclama Rogelio Blanco.

Dadas sus actuales limitaciones de espacio, el AHN no puede organizar exposiciones, como ya están haciendo otros centros de la red estatal como el Archivo de Indias, a pesar de contar con fondos de notable valor, incluido el documento más antiguo que se conserva en los archivos estatales, fechado en 857.

El actual edificio del AHN, inaugurado en 1953, fue diseñado para su función en terrenos que acogieron la Institución Libre de Enseñanza y la Residencia de Estudiantes y que hoy albergan un complejo de edificios del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. El depósito del AHN tiene siete niveles (uno con estanterías móviles y las restantes fijas), donde se guardan fondos de instituciones del Antiguo Régimen, instituciones contemporáneas y eclesiásticas, además de colecciones y archivos privados cedidos a la Administración. Es el archivo estatal que atiende más usuarios en sala (casi 10.000, cerca del 27% de toda la red, según la última estadística, de 2007).

Desde 1993 se independizó la Sección Nobleza del Archivo Histórico Nacional, que tiene su sede en el hospital Tavera de Toledo, donde se conservan los fondos generados por la nobleza española adquiridos por el Estado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de enero de 2009