Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tasa de donaciones se mantiene pese al aumento de las negativas

Las familias rechazan donar órganos en el 13,8% de los casos

La donación de órganos en Euskadi se mantuvo en 2008 en la elevada tasa de 41 por cada millón de habitantes, aunque se perfilan dos factores que pueden amenazarla en el futuro: la tendencia general a la baja en el número de donantes debido a la disminución de las muertes en accidentes de tráfico y una creciente resistencia de las familiares a ceder los órganos de sus allegados fallecidos.

Más de 2.200 personas viven con un órgano transplantado en el País Vasco, cuya tasa de donación continúa por encima de la media estatal (34,3) y de la de los países de la Unión Europea (16,8). España en conjunto mantiene un modelo que supera las tasas obtenidas en Estados Unidos, Francia o Alemania y que ya ha sido copiado en varios países por su eficacia, al tiempo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda su implantación.

El descenso en los accidentes de tráfico afecta al número de transplantes

El Departamento de Sanidad resaltó en un comunicado el logro que supone mantenerse en el umbral de 40 por millón en los últimos diez años, teniendo en cuenta que la OMS estableció dicha cantidad como el máximo posible de donantes. De hecho, la muestra de que se ha tocado techo también se ve en el ligero aumento de las negativas familiares, que ha pasado del 12% de 2007 al 13,8%. En paralelo, la media de donantes por fallecimiento a causa de un traumatismo craneoencefálico tras un accidente ha pasado de 50 en el periodo 1997-1999 a 16 entre 2006 y 2008. Para revertir la tendencia, Sanidad apuesta por "continuar con las labores de concienciación social" que favorezcan la donación.

De los más de 2.200 pacientes que viven con un órgano transplantado, 1.300 tienen un injerto renal, 750 uno hepático, 150 de corazón y 50 pulmonar. En transplantes renales, la media vasca (570 pacientes con injerto por millón de habitantes) supera incluso la del país con las mejores tasas, Noruega (520 por millón).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de enero de 2009