Trichet admite que el Euríbor está demasiado alto

Agencias

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, reconoció ayer que los tipos interbancarios, en concreto el Euríbor, siguen siendo "demasiado elevados". Trichet abandonó su habitual tono alambicado y prudente para señalar sin tapujos la alargada brecha entre el Euríbor y los tipos de interés. El presidente del BCE recalcó que la autoridad monetaria está haciendo "lo posible para volver a la normalidad". El Euríbor, el tipo al que los bancos se prestan dinero y la referencia para las hipotecas, cayó ayer por debajo del 3,7% por primera vez desde septiembre de 2006. No obstante, mantiene un alto diferencial con el tipo oficial del dinero, que el gobernador europeo fijó en el 2,5% el pasado jueves.

Más información

Trichet compareció ante el Parlamento Europeo donde recordó las políticas monetarias del BCE ante el recrudecimiento de la crisis financiera. La autoridad monetaria ha rebajado los tipos de interés de la zona euro en 175 puntos básicos desde septiembre. Hace tres meses el precio del dinero en la eurozona estaba al 4,25%. Desde entonces, el BCE lo ha rebajado en tres ocasiones hasta el 2,5%. Además, Trichet recordó que el BCE ha intensificado en los últimos meses sus iniciativas de refinanciación para los bancos comerciales. También salió al paso de las preguntas de los eurodiputados sobre la mayor agresividad de la política monetaria de otros bancos centrales al asegurar que "cada uno hace lo que le parece apropiado teniendo en cuenta las características de su economía".

Reducir la brecha

El máximo responsable del BCE defendió la estrategia seguida en sus operaciones de política monetaria. Según él, ha tratado de garantizar a las entidades el acceso a financiación, en un contexto de tensión generalizada en los mercados, pero sin poner en riesgo la integridad del BCE. El responsable de la autoridad monetaria explicó que todas estas medidas buscan disminuir la brecha que mantienen los tipos interbancarios con el precio oficial del dinero y volver a la normalidad en el mercado de crédito.

Trichet volvió ayer a hacer hincapié en la corrección registrada por la inflación que estimó se mantendrá en torno al objetivo del 2%, por la bajada del petróleo y las materias primas. Pero apuntó que sigue habiendo riesgos a medio y largo plazo para la estabilidad de precios. El presidente del BCE recordó que la institución seguirá trabajando para mantener la estabilidad de los precios. El objetivo es contribuir a la recuperación del crecimiento, a la creación de empleo y a la estabilidad financiera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50