Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Ramírez recibe nuevos apoyos ante el veto sandinista

Sergio Ramírez (Managua, 1942), el escritor vetado por el Gobierno de Nicaragua para prologar la antología poética de Carlos Martínez Rivas en la colección de EL PAÍS, ha recibido un simbólico apoyo en las últimas horas: el de Pablo Centeno Gómez, a quien el Instituto Nicaragüense de Cultura -depositario de los derechos de publicación de Martínez Rivas- señala como único autorizado a estudiar la obra del poeta.

"Hay censura contra uno de los grandes de la literatura. No importa quién haga el prólogo, pero me parece que sería un honor para cualquiera que Sergio Ramírez hiciera ese prólogo", afirmó Centeno. Según informó el diario nicaragüense La Prensa en su web, Pablo Centeno mostró su desacuerdo con la decisión del Instituto Nicaragüense de Cultura, que envió una carta a EL PAÍS el pasado 25 de noviembre, en la que expresaba su negativa a que el prologuista de la obra de Carlos Martínez Rivas fuese Sergio Ramírez y recordaba que la voluntad del poeta era que su obra fuese estudiada "únicamente" por Pablo Centeno Gómez. "Yo no estoy de acuerdo con eso, no debería de ser así", dijo, sin embargo, Centeno tras conocer la decisión de la Administración nicaragüense.

"Hay censura contra uno de los grandes de la literatura", dice Pablo Centeno

La obra de Carlos Martínez Rivas (1924-1998) debería salir publicada el próximo 27 de mayo dentro de la colección de poesía de EL PAÍS, que dirige José Manuel Caballero Bonald. Cada antología incluye el prólogo de algún artista latinoamericano o español. En respuesta al veto a Sergio Ramírez, el diario ha decidido retirar la antología de Martínez Rivas de la colección.

Asimismo, escritores e intelectuales han firmado un manifiesto de "protesta ante un acto de censura oficial" en el que atacan lo ocurrido en Nicaragua. "Ningún Gobierno puede arrogarse la potestad de vetar o prohibir la palabra de un escritor, y un acto semejante no puede calificarse sino de totalitario", sostiene el texto, suscrito, entre otros, por Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Tomás Eloy Martínez o Ángeles Mastretta. Sergio Ramírez, que fue vicepresidente del primer Gobierno sandinista, dejó la militancia en 1995 y ahora se muestra muy crítico con Daniel Ortega; cree que el veto es una "represalia" por sus opiniones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de diciembre de 2008