Liberalización de cuotas y marcas blancas ahogan el sector lácteo

La Xunta calcula que los precios pueden caer un 10% hasta 2015

La potencia láctea de España está cada vez más sola. Enfrente, las grandes cadenas de distribución y un horizonte de libre mercado sin cuotas de producción que tiene en Francia como gran beneficiaria. Detrás, un boom que se diluye. Desde Galicia salen 4 de cada 10 litros de leche que se producen en España, y ésta es la única comunidad que incrementa sus resultados año tras año. Pero una brusca caída de precios, tras haber marcado récords históricos en 2007, deja bajo mínimos los márgenes para los ganaderos y atiza el fuego de las diferencias entre industrias, cooperativas y organizaciones agrarias.

"No saber a finales de noviembre cuánto vamos a cobrar por la leche que hemos entregado a las industrias en octubre es kafkiano. Hace un año nos pagaban 0,47 euros el litro; hoy, 0,34 y bajando, y lo peor es que nada hace prever que esto se enderece". Javier Barcia, responsable de la cooperativa Os Irmandiños, que produce en Ribadeo 125 millones de litros al año y cuenta con 17.000 cabezas de ganado, pone al descubierto lo que muchos califican como una de "las miserias" del sector, la falta de un sistema organizado que perjudica al lado más débil de la cadena, los productores. "Se ha demostrado que la volatilidad del año pasado tenía mucho que ver con la especulación. Ahora, estamos al límite de rentabilidad", añade.

Más información

Las explotaciones gallegas mejoraron en 2007 sus ingresos en 123 millones de euros, gracias a una subida del precio que marcó en Galicia el récord de Europa, con 47 céntimos por litro abonados al ganadero. Esa escalada permitió por primera vez en 20 años aumentar la renta agraria. Pero la práctica conversión de España en un mercado doméstico para las exportaciones francesas, con unos precios por litro que están muy por debajo de lo que se paga a los ganaderos galos, condicionan la evolución del mercado en origen en Galicia. "Si a ello añadimos que la industria francesa transforma más leche en Galicia que el propio sector industrial autóctono, la posibilidad de cualquier influencia en los precios se vuelve remota", advierte Higinio Mougán, de la Asociación Galega de Cooperativas Agrarias (Agaca).

El aumento progresivo del 1% de la cuota láctea hasta su desaparición en 2015, acordado esta semana por la Comisión Europea, conlleva que España pueda aumentar su producción en 60.000 toneladas, mientras que Francia podrá poner en el mercado 250.000 toneladas más. El director general de Desenvolvemento Rural de la Xunta, Edelmiro López, calcula que, de no implantarse medidas correctoras, "la previsión es que el aumento de producción sea del 5% hasta 2015, con una caída de precios que puede rondar el 10%". Al descalabro del sector contribuye además la brusca alteración de precios de materias primas, entre ellas los piensos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2008.