Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Los documentos secretos del Departamento de Estado

España usó a EE UU contra Marruecos

Filtró a Argelia la lista del material militar que Washington vendió en 1975 a Rabat

En 1975, durante las tensas negociaciones entre Madrid y Rabat por el Sáhara Occidental, España filtró en secreto a Argelia una lista de material militar que Washington estaba proporcionando a Marruecos, una acción que pilló desprevenido a Estados Unidos y obligó al secretario de Estado Henry Kissinger a llevar a cabo una operación de lavado de imagen.

Los cables enviados en noviembre de 1975 muestran que el Gobierno de Franco colocó a las autoridades estadounidenses en una situación delicada cuando un funcionario argelino presentó al embajador de Estados Unidos, Richard Parker, una lista concreta de 150 millones de dólares en material militar que Washington había vendido al rey Hassan. La lista incluía 25 carros de combate M-48, seis aviones de transporte C-130 y C-47 y aviones de combate F-5. El Gobierno español había obtenido la información secreta de Washington para sus propios fines internos, pero decidió transmitirla a Argelia -rival histórico de Marruecos- para ayudar a inclinar las negociaciones sobre el Sáhara Occidental en su favor, según decían los diplomáticos estadounidenses. El cable llamado Algiers 3294, en el que el embajador Parker pedía consejo sobre cómo manejar la situación, puso en movimiento a los diplomáticos en Argel, Rabat y Washington. Parker se entrevistó con Mohamed Aberkane, el director para Asuntos Europeos y norteamericanos del Ministerio de Exteriores argelino, y le preguntó qué esperaba Argel de Estados Unidos en sus contactos con Hassan. "Dijo que poner fin al suministro de armas", le contó el embajador a Kissinger en el cable del 8 de noviembre de 1975.

El Gobierno pretendía inclinar la negociación sobre el Sáhara en su favor

Cuando Parker trató de explicar que Estados Unidos estaba enviando "muy poco" a los marroquíes y que éstos, en realidad, estaban obteniendo más ayuda de franceses y soviéticos, Aberkane sacó una carpeta con una lista mecanografiada de varias páginas. En esa lista figuraban numerosas adjudicaciones. "Indiqué que el material estadounidense que tenían los marroquíes y que él había enumerado apenas ascendía a 150 millones de dólares, y que los M-48 y los F-5 eran naderías en comparación con lo que tenía Argelia", dijo Parker. "Que los españoles pasen información de antemano a los argelinos no es precisamente ninguna ayuda. Es difícil convencerles de que los españoles les están engañando, sobre todo porque creo recordar que nosotros dimos a los españoles información sobre el programa en Marruecos como cosa excepcional, y parece que ellos se lo han transmitido a los argelinos", decía Parker en el cable Algiers 3294 que se encuentra en los Archivos Nacionales de Washington.

El diplomático llegaba a la conclusión de que España quizá había empleado la información para convencer a los argelinos de que Estados Unidos podía persuadir a Marruecos para que detuviera la Marcha Verde, y pedía a Kissinger instrucciones sobre cómo explicar a Argelia la cifra de 150 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de noviembre de 2008