La bodega Heretat Mas Tinell presenta Llàgrimes de cava

Tras 10 años de crianza, la pequeña bodega del Penedès Heretat Mas Tinell saca a la luz Llàgrimes de cava, un cava procedente de uvas de viña vieja, (de entre 45 y 50 años), recolectadas a mano y cuya producción es muy limitada, de tan sólo 200 botellas. El cava presenta poca efervescencia debido a su largo reposo y su temperatura de servicio ideal es de ocho grados.

El chef barcelonés Ramón Freixa presentó el producto, en un acto que tuvo lugar ayer por la noche en el Palau de la Música. Durante su discurso, Freixa describió, paso a paso, la experiencia de la cata de este vino: "En primera nariz se muestra tímido pero fresco, y poco a poco, los aromas recuerdan a la manzana verde, la miel y el polen. Cuando la temperatura asciende un par de grados, se impone la fruta blanca y madura".

La actriz Elsa Anka, que protagoniza el anuncio promocional del producto, estuvo también presente en la cita, en la que aprovechó para presentar la actualizada imagen externa de las botellas de la bodega, en las que se lee el lema Carpe diem.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50