Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La coyuntura económica

"En el peor de los casos el paro no pasará del 10%"

Los expertos debaten sobre mercado laboral, inmigración y sindicalismo

Los tres economistas reunidos por EL PAÍS no se muestran excesivamente pesimistas sobre el futuro del mercado laboral.

Jesús Ferreiro: Es prácticamente imposible determinar cuándo va a tocar techo la crisis o cuál va a ser la dimensión del ajuste en el empleo. Lo máximo que podemos llegar a predecir es dónde se va a producir. Eso lo da la experiencia. Vamos a ver una caída en el empleo temporal y a también a tiempo parcial.

Eduardo Aretxaga: Hasta ahora, la economía vasca está creando empleo. Es verdad que cada vez se crea menos. No sabría decir, pero creo que va a haber una mayor moderación de crecimiento con un mantenimiento de empleo. ¿Seremos capaces de mantener la economía vasca con un millón de ocupados? Por ahí andaremos.

Aretxaga: "Vamos a ser un país receptor de inmigrantes cualificados"

Irigoyen: "O remamos todos en la misma línea o no lo sacamos adelante"

J. F.: Yo sería más pesimismista. Los últimos datos dejan ver que el empleo en la industria y la construcción empieza a disminuir y se aguanta por el sector servicios. Eso ocurrió en el segundo trimestre. ¿Qué es lo que ocurre en el tercero? El proceso de destrucción de empleo se mantendrá en esos dos sectores y creo que los servicios no podrán mantener ese empleo, pero no es lo del 92. Entonces estábamos en un 16% de paro y ahora estamos en un 5%. Partimos de una situación de empleo. En el peor de los casos, se puede llegar a una tasa del 10%.

INMIGRACIÓN "Fuente de empleo"

J. F.: No tiene nada que ver la situación del País Vasco con el conjunto de España. Somos una economía en la que el peso de los inmigfrantes es muy pequeño. No hay problema de exceso de trabajo. Tenemos que recordar que la noticia era la demanda por las empresas de puestos vacantes y que la única forma de solucionarlo era con inmigrantes. El gran problema al que nos acercamos es que no sabemos cuál va a ser el comportamiento del mercado de trabajo. Desconocemos qué va a pasar con los salarios. ¿Van a aceptar lo inmigrantes salarios más bajos que el resto de la población u otro tipo de condiciones de trabajo? Está pasando en otras zonas, como el Mediterráneo, en sectores como servicios y construcción. Puede que esto no ocurra y que la pérdida de puestos de trabajo sea mayor en el caso de los emigrantes. No se puede prever el coste en las políticas sociales. No lo sabemos porque España ha pasado de ser un país de inmigrantes a ser un país en el que el crecimiento económico se ha basado en la llegada de éstos.

Fernando Irigoyen. En el tema de la inmigración ha habido excesos en la economía española y hemos sido criticados en Europa. Se ha seguido una política de mirar para otro lado. Somos importadores de mano de obra por la pirámide de edad. La inmigración para nosotros va a ser una fuente de trabajadores, que vamos a necesitar.

E. A.: Uno de los problemas estructurales a largo plazo de Euskadi es la demografía. Vamos a ser un país de recepción de inmigrantes cualificados

F. I: En mayor medida de los que tenemos ahora.

E. A: Mucho más, porque no dan los números. Somos pocos y la presión del crecimiento no la podemos cubrir por mucho que aumentemos la productividad.

J. F.: Lo fundamental es que quien absorba el excedente de inmigrantes no sea la economía sumergida. Y es probable que éste sea su destino. Sería tremendamente negativo para la economía y las empresas que se encontrase con una competencia desleal.

E. A.: Hay que dejar claro que vamos a necesitar gente extranjera cualificada. La contratación en origen será creciente.

F. I: Habrá que regular más a qué tipo de personas se concede el permiso de trabajo.

SINDICATOS "Política y sindicalismo"

E. A: La mayoría sindical vasca no apuesta ni por el diálogo ni por el acuerdo. No forma parte de instituciones sociolaborales.

J. F. Está en otra cosa.El ejercicio de responsabilidad de UGT y CCOO es un activo para la economía española. La situación del mundo sindical del País Vasco es un hándicap bastante importante. Durante mucho tiempo, una parte del mundo sindical ha hecho más política que sindicalismo. Ese discurso se va a seguir manteniendo y genera más incertidumbre y falta de confianza.

F. I.: Aquí, o nos ponemos todos a remar en la misma línea o no lo sacamos adelante. Confío en que los sindicatos lo hagan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de septiembre de 2008