Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moscú desafía a EE UU y hará maniobras en el Caribe

La decisión de Estados Unidos de enviar sus buques de guerra al mar Negro provocó un profundo malestar en Rusia. Pero ahora el Kremlin piensa desquitarse. La Armada rusa participará en unas maniobras navales conjuntas con Venezuela en noviembre. Con ello, se abrirá un frente más de confrontación geopolítica entre Moscú y Washington, esta vez en el Caribe.

Se trata de las primeras maniobras de consideración que Rusia lleva a cabo en el patio trasero de Estados Unidos desde el fin de la guerra fría. El crucero atómico Pedro el Grande participará, con otras tres naves, en unos ejercicios navales en el Atlántico que se celebrarán del 10 al 14 de noviembre.

Además de buques de superficie, en las maniobras tomarán parte submarinos nucleares multifuncionales y estratégicos. Por si fuera poco, también volarán los bombarderos estratégicos Tu-95MC, los mismos osos que provocaron la irritación de la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, durante la gira europea de este verano.

Nadie duda en Moscú de que las maniobras venezolano-rusas son un abierto desafío a la Casa Blanca, pese a que el Kremlin niega que este hecho esté vinculado con el conflicto del Cáucaso.

Naves de guerra

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, reiteró el sábado pasado las acusaciones contra Washington de estar rearmando a Georgia, e hizo pública su irritación por el hecho de que Estados Unidos había enviado naves de guerra a los puertos georgianos de Batumi y Poti, supuestamente con ayuda humanitaria. Pero el Kremlin sostiene que bajo esa cobertura loable los norteamericanos envían armas al régimen de Tbilisi.

Hace una semana, el primer ministro, Vladímir Putin, adelantó que la reacción a la presencia de los buques de la VI Flota en el mar Negro sería "adecuada", pero se negó entonces a explicar en qué consistiría esa respuesta, limitándose a decir: "Ya lo verán".

[El ministro del Interior y Justicia de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacín, ha dimitido del cargo por razones "estrictamente personales", informa Efe. El viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek El Aisami, le sustituirá. Rodríguez Chacín fue el jefe de las dos operaciones internacionales que permitieron la liberación de seis rehenes de la guerrilla colombiana de las FARC en enero y febrero pasados.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de septiembre de 2008