Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Cobos, adiós al Teatro Real

El director musical anuncia que no renovará su contrato, que expira en 2010 - Los responsables del coliseo dicen que ya habían decidido no mantenerle en el puesto

La inauguración, ayer, de la temporada 2008-2009 no pudo ser más sonada en el Teatro Real. Y no sólo por el muy esperado estreno de La Bayadera a cargo de Ángel Corella y su nueva compañía de danza clásica -Corella Ballet Castilla y León-, sino también porque el maestro Jesús López Cobos eligió el señalado día para hacer un anuncio: en septiembre de 2010 abandonará su puesto de director musical del coliseo madrileño.

No puede hablarse, en puridad, de una dimisión, y mucho menos de un súbito abandono de la nave por parte del responsable musical del teatro: López Cobos decidió hacer pública su decisión de "reconsiderar la posible renovación del contrato" (son los términos de la misiva que el pasado martes dirigió al director general del Real, Miguel Muñiz, y que ayer decidió hacer pública)... pero en realidad la decisión de prescindir de sus servicios a partir del 1 de septiembre de 2010 ya había sido adoptada por el patronato de la Fundación, tal y como reconocieron a este diario fuentes del mismo.

El adiós por adelantado del prestigioso director, que lleva al frente de la dirección musical desde el año 2003, se reduce a algo tan claro como lo que sigue: Jesús López Cobos permanecerá en su puesto hasta el 31 de agosto de 2010 y luego se marchará. Justo el día en que su contrato expira. En otras palabras, López Cobos y la dirección del Real agotarán su compromiso mutuo.

"Nosotros habíamos decidido no renovarle el contrato, pero él quiere dar la sensación de que es él quien se va", explicaron a este diario responsables del teatro. Las mismas fuentes mostraron cierta extrañeza ante el hecho de que López Cobos decidiera hacer pública una carta que, en principio, era de consumo interno.

En ella, el director musical explica que el pasado 31 de agosto se cumplía, según figura en su contrato, el plazo de negociación para cerrar entre ambas partes la renovación del mismo a partir del 1 de septiembre de 2010. En sus palabras, López Cobos esgrime el argumento de "poca claridad en tratar determinados temas por parte de la Fundación". En la carta no profundiza en los asuntos concretos en los que discrepa con los patronos de la Fundación.

El director general del Teatro Real, Miguel Muñiz, emitió una nota en la que decía: "Respeto y me satisface la decisión del maestro Jesús López Cobos de cumplir el contrato hasta 2010, año en que consumará su mandato de siete años durante el cual ha desarrollado una excelente labor con la orquesta, elevando su calidad a cotas que han colocado a este teatro entre los grandes coliseos de Europa". El responsable del teatro lamenta que, "por razones burocráticas, esta conclusión no se haya podido concretar en la fecha prevista anterior al 31 de agosto".

Por su parte, el presidente del patronato de la Fundación del Real, Gregorio Marañón, consideró que "siete años es un plazo normal para un cargo de estas características en cualquiera de los grandes teatros de ópera, es un ritmo normal", en relación al tiempo que permanecerá en total López Cobos en el teatro cuando se marche en 2010. Y añadió, al respecto: "Si a la Fundación le hubiera interesado que siguiera López Cobos, se habrían hecho las cosas de otra manera. La idea era entender que se terminaba una etapa importante de siete años".

El responsable del patronato ha pedido "normalidad y respeto a todas las decisiones" y ha precisado que la incorporación del nuevo director musical se realizará gradualmente a lo largo de la temporada 2009-2010. La elección del sucesor de Jesús López Cobos se realizará, según el presidente de la Fundación Teatro Real, "siguiendo el Código de Buenas Prácticas" que puso en marcha el ministro de Cultura César Antonio Molina. "Lo lógico es que en los próximos seis meses conozcamos el nombre de quien le sustituirá en 2010 para que se incorpore un año antes de su salida", indicó.

El deseo de López Cobos de no seguir en el cargo pondrá fin a una etapa que inició en 2003 cuando, tras un año de negociaciones, asumió la dirección musical del teatro junto a Inés Argüelles, como gerente, y Emilio Sagi, como director artístico. El director artístico del coliseo, Antonio Moral, lamentó que López Cobos no renueve su contrato más allá de 2010, y dijo que él está a la espera del encuentro que tiene previsto celebrar con los patronos de la Fundación para hablar de su futuro profesional más allá de esa fecha.El anuncio llegó en el día de arranque de la temporada 2008-2009 El nuevo director musical se incorporará al Real a lo largo de 2009

Hacia una transición suave y sin ruidos

Pocas horas antes de que los bailarines de La Bayadera saltaran al escenario del Real, Jesús López Cobos enviaba a los medios de comunicación la carta que hacía oficial su (futura aunque ya segura) despedida como director musical del teatro madrileño. En ella anunciaba que su decisión había sido tomada después del cruce epistolar que había mantenido con el presidente de la Fundación, Gregorio Marañón, y con el director general del Teatro Real, Miguel Muñiz. Según el director musical, los responsables del teatro le pedían esperar hasta septiembre para negociar su posible continuidad o no en el cargo a partir de 2010.

La fecha para negociar la renovación del contrato finalizaba el 31 de agosto y, por ello, López Cobos envió a Muñiz un escrito en el que ponía su cargo a disposición de la Fundación del Teatro Real. La respuesta del director general y del presidente del patronato de la Fundación fue que esperase a septiembre para discutir el tema. A López Cobos no le convencieron lo suficiente las palabras de ambos y, antes de que la Fundación diese por finalizado su contrato decidió, "después de reflexionar serenamente", poner fin a su etapa de director musical del Real.

En sus líneas dirigidas a Miguel Muñiz, López Cobos puntualizaba: "Ten la seguridad, y quiero que así se lo transmitas a la Fundación, que mi dedicación al teatro y a los colectivos artísticos a lo largo de estas dos próximas temporadas será tan comprometida como cuando empecé, siendo mi deseo que esta transición no afecte a dichos colectivos, para que puedan seguir creciendo artísticamente".

Septiembre de 2010 verá, pues, el fin de López Cobos al frente del Real en lo musical. Galardonado con el Príncipe de Asturias de las Artes en 1981, fue director general de música de la Ópera de Berlín desde ese año hasta 1990, y ha dirigido a orquestas en la Scala de Milán, en el Covent Garden de Londres, la Ópera de París y el Metropolitan de Nueva York, dentro de una carrera internacional jalonada de reconocimientos. Sólo queda por ver quién tomará el relevo en la batuta de un teatro históricamente relacionado con toda suerte de vaivenes internos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de septiembre de 2008

Más información