Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi y Cantabria coordinarán medidas en la pesca costera

Los gobiernos del País Vasco y Cantabria están de acuerdo en que la situación de los recursos pesqueros resulta "alarmante" y les afecta "por igual". Por ello, consideran que en un futuro es preciso tomar las mismas medidas técnicas de ordenación de la pesca en sus respectivas aguas interiores.

Tal es al menos la conclusión que difundió ayer el consejero cántabro de Pesca, Jesús Oria, tras reunirse con su homólogo vasco, Gonzalo Sáenz de Samaniego, para hablar de las restricciones que ha impuesto Euskadi en sus aguas interiores, lo que ha provocado el enfado de la flota de Cantabria.

El Departamento vasco de Pesca insistió en que las restricciones se basan en las recomendaciones científicas del instituto Azti, que ha advertido de que el caladero se halla sobreexplotado. Según el esquema establecido, la pesca de cerco comercial se podrá realizar sin restricciones durante el primer semestre del año. Sin embargo, en el segundo queda prohibida para todas las flotas, incluida la vasca, en fondos inferiores a 35 metros, es decir, en un 40% de las aguas interiores. El cerco para obtener cebo vivo, que luego se utiliza para capturar túnidos, se autoriza sin restricción. La flota de artes menores podrá pescar con líneas de mano, pero queda prohibido el uso de redes de fondo, nasas y palangres.

El presidente de la Federación de Cofradías de Vizcaya, Iñaki Zabaleta, subrayó que estas medidas son "buenas para todos los pescadores", tanto foráneos como locales, porque "ayudan a la regeneración del caladero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2008