La constructora vasca Urazca se deshará de casi toda la plantilla

El grupo constructor vasco Urazca apenas se va a quedar con un centenar y medio de empleados cuando el concurso de acreedores en que se halla inmerso llegue en octubre a su momento definitivo, el de convenir con los acreedores el pago de las deudas, para poder salir de la crisis y volver a la actividad. El 73% de la plantilla se habrá quedado en el camino de la mayor suspensión de pagos de la historia de Euskadi, con 450 millones de euros de pasivo. De las 519 personas que estaban empleadas en las empresas concursadas cuando su ex presidente, Ignacio Ugartetxe, acudió al juzgado el 8 de mayo para justificar la insolvencia del grupo, apenas si van a quedar 140 a finales de año. El concurso afecta a todas las sociedades, salvo la dedicada a los servicios y la de medio ambiente-,

El propio Ugartetxe dimitió como primer ejecutivo el 4 de junio y fue sustituido por José Ignacio Diéguez, un especialista en control de gastos cuya trayectoria ha estado ligada a Iberdrola.

La empresa va a presentar un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) tras la reunión que los administradores concursales tienen previsto mantener con los sindicatos en septiembre. Con él pretende extinguir los contratos de los empleados que trabajaban en algunas obras que acabarán antes de final de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50