Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Libertad, integridad física y jurídica"

No puede extrañar la gran similitud entre el texto que aprobó el 37º congreso del PSOE sobre el aborto y el escrito elaborado por la dirección del Grupo Socialista a la Mesa del Congreso por el que se pide la creación de una Subcomisión dentro de la Comisión de Justicia de la Cámara Baja. En ambos se fijan como objetivos de la reforma el respeto a la libertad de las mujeres para tener "el control sobre su propio cuerpo", así como garantizar su integridad física y la seguridad jurídica para ellas y los profesionales de la medicina. El Grupo Socialista hace suya la recomendación del Consejo de Europa en la que pide a los Estados miembros que "se levanten las restricciones que dificultan el acceso a un aborto seguro".

En la propuesta del Grupo Socialista se fija un plazo de seis meses para que la Comisión termine su trabajo, desde que se constituya en septiembre. "La subcomisión elaborará unas conclusiones que contengan las distintas recomendaciones y propuestas de modificaciones legislativas necesarias". El paso siguiente, muy probablemente, será una Proposición de Ley con lo que la reforma sería plenamente parlamentaria sin pasar por el Gobierno. Por el contrario, el Ejecutivo aprobó por decreto, hace quince días, la garantía de la confidencialidad de las mujeres que abortan, para blindar su intimidad, tras aparecer casos en los que estaba siendo vulnerada por actuaciones policiales y judiciales. En la comisión se estudiará la equidad territorial y el acceso al aborto en la red sanitaria pública, donde no llegan al 3% -en cinco autonomías no se practicó ninguno-.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008