Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias estudia copiar el modelo

El Gobierno canario salió ayer en defensa de los espacios especiales para los niños inmigrantes antes de la escolarización que quiere crear Cataluña. El viceconsejero de Educación y Universidades de Canarias, Gonzalo Marrero, de Coalición Canaria, lo argumentó así: "Está claro que si un alumno no conoce un idioma, entrar en un aula donde le exijamos un determinado tipo de rendimiento sin que conozca la lengua no es sostenible desde el punto de vista de exigencias normales". Marrero aseguró que su gobierno estudiará el experimento catalán porque "abre una nueva vía", ya que plantea el "refuerzo en la integración paulatinamente".

También la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, salió ayer en defensa de las aulas separadas para inmigrantes de Cataluña. Pajín dice que la medida no pretende "segregar" sino aumentar las oportunidades de integración de los niños recién llegados de otros países y que ni siquiera conocen el idioma. Pajín recordó que las competencias educativas corresponden en buena medida a las comunidades y se mostró "prudente" por no conocer en detalle el proyecto catalán.

El Gobierno valenciano no está de acuerdo con esta defensa. El consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Alejandro Font de Mora, aseguró que se trata de una "medida ilegal" que favorecerá "la creación de guetos", aparte de ser una idea que "va en contra de la LOE, la LOCE, la LOGSE y de todas las leyes que históricamente han configurado la educación en democracia". En opinión de Font de Mora, esta medida "pone de manifiesto la profunda hipocresía social y política que sufre nuestro país": "Si esto lo hubiera hecho yo hubiera sido un escándalo nacional e internacional", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de julio de 2008