Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las gasolineras se quedan secas y los taxistas paran mañana

Las gasolineras catalanas, que el martes confiaban en volver a la normalidad al cabo de dos días, alertaron ayer de que se están "quedando secas". El presidente de la Federación Catalana de Estaciones de Servicio, Manuel Amadeo, explicó que sólo está garantizado el suministro de carburante a una red de seguridad -los servicios mínimos-, lo que se traduce en 200 gasolineras de 1.100; es decir, el 18%. "En el resto no lo podemos asegurar", dijo.

Las gasolineras "han recibido el 10% del suministro que esperaban y entre el 60% y el 70% están sin combustible", abundó el presidente de la Agrupación Catalana de Asociaciones de Estaciones de Servicio, Albert Campabadal. Las colas de conductores se repitieron ayer en el centro de Barcelona. Los camiones sólo llegan a las gasolineras con protección policial.

Y ayer los Mossos d'Esquadra decidieron dar prioridad a los camiones de alimentos, medicamentos y otros productos básicos, como comidas para escuelas y pienso para ganado, entre otros.

Mientras tanto, parte del sector del taxi se sumará hoy a las protestas con un paro parcial de ocho horas, entre las seis de la mañana y las dos de la tarde. Los convocantes son el Sindicato del Taxi de Cataluña (STAC), el Grupo de Taxistas de Cataluña (GTI) y el Gremio Unión de Taxistas (GUT). Los tres colectivos pretenden con su protesta exigir compensaciones por la subida del precio de los carburantes y que se recoja este incremento en las tarifas urbanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2008