Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro sube en un mes de mayo por primera vez desde 1979

Zapatero relativiza las cifras y dice que anunciará medidas a finales de junio

La brusquedad con la que el paro ha irrumpido en la economía está trastocando tendencias cimentadas durante años. Los servicios públicos de empleo han registrado por primera vez un repunte del desempleo en mayo, mes que siempre se ha caracterizado por el impulso de la ocupación. El mes pasado 15.058 personas nuevas se apuntaron a las listas del paro, según los datos divulgados ayer por Trabajo. Se trata del único aumento mensual observado desde 1979, aunque el ministerio insiste en que sólo son comparables las cifras desde 1996, pues un cambio metodológico impide homologar los datos anteriores a esa fecha.

La mayoría de los nuevos parados proviene de la construcción, aunque también se registran algunos en industria, y todos son hombres. Por el contrario, los servicios constituyen el único sector que se salva de las subidas del paro, con un leve descenso del 0,26%. Ese doble comportamiento revela que actividades con gran peso en servicios, como el turismo y la hostelería, aún contribuyen a amortiguar los malos resultados.

Los desempleados nuevos son hombres, casi todos de la construcción

El dato es más negativo si se observa de forma desestacionalizada (es decir, sin tener en cuenta que mayo es normalmente un buen mes). Con esa forma, el registro contaría con 91.492 desempleados más que en abril, según datos de Funcas, la fundación de las cajas de ahorros. La desestacionalización tampoco favorece las cifras de la Seguridad Social. Aunque con los datos brutos la afiliación permanece casi estancada, las cifras corregidas de estacionalidad revelan caídas mensuales desde enero de este año. La más acentuada es la de mayo, un 0,28%, que deja en 19.291.889 el número total de afiliados (19,4 millones en datos brutos), 54.324 menos que en abril.

La única consecuencia positiva de este bache laboral es el reequilibrio que se está produciendo entre el empleo masculino y femenino. "La afiliación de las mujeres sigue aumentando y el paro crece menos que entre los hombres", subraya José Antonio Herce, de Analistas Financieros Internacionales. Pese a considerarlo una buena noticia, este experto es pesimista respecto a la evolución global del desempleo. Para final de año, augura un alza interanual de medio millón de parados (ahora ya son 380.344). Herce incluirá esta previsión en el próximo boletín sobre mercado laboral que elabora con Agett, la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal.

El Ministerio de Trabajo se esforzó ayer por contextualizar el dato y subrayar que aún se crea empleo en el año, según la encuesta de población activa, el indicador más fiable del mercado laboral. "Se crea empleo, pero no para absorber todo el crecimiento de la población activa", argumentó la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo.

También el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recurrió a ese argumento, aunque erró en el dato. Zapatero pidió que se valore que el desempleo se mantiene en el nivel "más bajo de todo el periodo democrático". En realidad ese nivel se alcanzó en el segundo trimestre de 2007, con el 7,95%. La tasa asciende ahora al 9,6%. Para hacer frente a la desaceleración, Zapatero adelantó que el nuevo plan de medidas para capear la crisis se anunciarán el próximo 23 de junio.

De momento, la confianza de los ciudadanos está en mínimos, según el indicador del Instituto de Crédito Oficial, que arroja el peor dato desde finales de 2004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2008