Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes admite que algunos tendrán que "apretarse el cinturón"

Como en la crisis de los años noventa, la expresión "apretarse el cinturón" está destinada a convertirse en uno de los tópicos más leídos en los periódicos. Ayer fue el vicepresidente económico el que la usó para hablar de la situación actual. Pedro Solbes cree que España atraviesa una situación "grave y preocupante", que se une a un panorama internacional "enormemente complejo". Por todo ello, el ajuste, que está siendo "más rápido de lo que se imaginaba" obligará a algunos españoles a "apretarse el cinturón", aseguró el vicepresidente en una entrevista en Radio Nacional.

Solbes, que la semana pasada consideró "enormemente exagerado" hablar de crisis, rebaja ahora las expectativas de crecimiento de la economía. Si a finales de abril apuntó a una subida del PIB del 2,3%, en la entrevista de ayer lo situó en el entorno del 2%. Solbes cree que la inflación se acercará al 3,5% al final de año, si se mantienen los precios actuales de petróleo. En mayo fue del 4,7%.

Respecto a la polémica subida del precio de la electricidad que propone la Comisión Nacional de la Energía, Solbes replicó que el Gobierno trabaja en una tarifa que favorezca a las familias con menos ingresos, al tiempo que es partidario de que el precio de la energía refleje su coste real.

Consumo eléctrico

Sobre la evolución de la demanda eléctrica, el presidente de la patronal eléctrica (Unesa), Pedro Rivero, aseguró ayer que el crecimiento experimentado por la demanda eléctrica en lo que va de 2008, un 2,8% (2,1% si se tiene en cuenta la estacionalidad y el calendario laboral), "es bajo, similar a la del mismo periodo de 2006, pero no de época de crisis".

En conferencia de prensa, Rivero indicó que "en la demanda eléctrica no se ha detectado ni disminución ni una tendencia distinta a la de años anteriores".

Rivero se mostró en contra de utilizar la evolución de la inflación para determinar la subida del precio de la luz y expresó su preocupación por los problemas que puede acarrear la financiación del déficit tarifario (diferencia entre los costes de generación y los ingresos de las compañías por tarifas), que asciende a 14.550 millones de euros. "La referencia del IPC carece de sentido. No tiene nada que ver con la evolución del sistema eléctrico", dijo Rivero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2008