Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU pide 1.100 millones para contener la crisis alimentaria

La FAO reúne mañana a decenas de gobernantes en Roma

Hacen falta al menos 1.700 millones de dólares (cerca de 1.100 millones de euros) para hacer frente a la crisis alimentaria con medidas agrícolas. Eso según las cuentas de la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Lo lleva pensando desde diciembre pasado, y tras meses de estudios, reúne a partir de mañana en Roma a decenas de gobernantes de todo el mundo. Les enseñará un plan donde especifica el destino de cada uno de los millones que quiere que los países ricos se comprometan a donar contra la crisis.

La FAO, además de los planes de ayuda, concreta en el estudio las principales causas de la crisis alimentaria. Éste será uno de los temas centrales de la reunión que tendrá lugar entre el martes y el jueves en la capital italiana, y a la que acudirán, entre otros, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, o el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. [Anoche llegó a Roma el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, vetado en los países de la UE, aunque en este caso ha podido viajar por tratarse de una reunión de la ONU. Es su primera visita a un país europeo desde las elecciones de marzo, calificadas de fraudulentas por la oposición y los países occidentales].

Los donantes podrán decidir a qué países y proyectos se destinan sus ayudas

El estudio destaca seis factores causantes de la crisis: malas cosechas de años pasados, pocas reservas de cereal, el precio del petróleo, alta demanda de biocombustible, menores ayudas a la agricultura y especulación financiera. El plan de ayuda para el que la FAO pide 1.093 millones se llevará a cabo hasta finales de 2009. Una vez comprometida una cantidad, los países donantes podrán negociar en qué iniciativas prefieren participar. Por ejemplo, según fuentes del organismo, es de esperar que España, previsiblemente uno de los mayores contribuyentes, querrá incidir con sus ayudas principalmente en soluciones para Latinoamérica o África occidental.

La principal partida será de 405 millones de euros e irá destinada a la creación de redes de producción seguras. La intención es repartir fondos entre pequeños agricultores para conseguir que sean ellos mismos quienes distribuyan sus productos, tengan líneas de crédito, controles de calidad y planes de reservas para momentos de crisis. También hay paquetes para el reparto de semillas, la rehabilitación de infraestructuras agrícolas, la mejora de sistemas de almacenaje o los cuidados veterinarios.

Los países que quieran acceder a las ayudas tendrán que comprometerse a poner todos los recursos posibles de su parte. A cambio, la FAO proporcionará fondos y ayuda técnica, para lo que se autorreserva un 5% del presupuesto. La FAO no es el único organismo que elabora planes de ayuda. Todos los organismos de la ONU estudian iniciativas, muchas de las cuales se anunciarán previsiblemente en Roma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2008