Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASÍ LLEGARÁ EL COCHE LIMPIO

De los diésel híbridos a la era del hidrógeno

El coche eléctrico es una alternativa más entre las soluciones para reducir las emisiones del automóvil. Convivirá con las mecánicas actuales de gasolina y diésel perfeccionadas, al menos 20 años más, y se repartirá el mercado con nuevas soluciones que moverán los coches en los próximos años. Una vez resuelta la dependencia del petróleo, al final de esa cadena evolutiva sólo hay un fin: la compatibilidad ambiental del automóvil. Éstos son los pasos previstos para lograrlo.

- HÍBRIDOS DE GASÓLEO

La gran esperanza europea. Combinan un motor turbodiésel y otro eléctrico que ayuda a bajar el consumo y mueve el coche en los atascos sin contaminar. Peugeot lanzará un 308 Hybridiésel en 2010 (3,4 litros de media y 90 g/km de emisiones) y VW prepara un Golf similar (3,4 y 89 g/km). Pero Mercedes se adelantará en 2009 con el S400 BlueHybrid, menos accesible, que se venderá en EE UU.

- BIOCOMBUSTIBLES

Los biocombustibles de segunda generación no procederán de alimentos, sino de desechos animales o vegetales y otras basuras orgánicas. La biomasa se transforma en un gas con el que se desarrollarán combustibles sintéticos como el Sunfuel.

- CARBURANTES SINTÉTICOS El gas de la biomasa se utiliza para crear carburantes a medida para los nuevos motores CCS, que fusionan las ventajas de las mecánicas de gasolina y las diésel para rebajar consumos y emisiones. Hacia 2015.

- ELÉCTRICOS MIXTOS

La electricidad de las baterías mueve el coche y añaden un pequeño motor convencional para cargarlas en marcha cuando se agotan y no tener que parar.

- COCHES DE HIDRÓGENO

Producen electricidad utilizando hidrógeno y mueven el coche emitiendo sólo vapor de agua por el escape. Viables en 2020.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2008