La UE relaja su compromiso de ayuda a los países pobres

Francia e Italia se niegan a fijar un plazo para las donaciones

En pleno agravamiento de la crisis alimentaria, varios miembros de la UE, encabezados por Francia e Italia, se resisten a fijar un calendario para cumplir sus compromisos de ayuda al desarrollo para los países pobres. La llegada al poder de Nicolas Sarkozy en Francia y Silvio Berlusconi en Italia está marcando un giro en la política sobre asistencia y está desinflando el ímpetu cooperador. Para colmo, esto sucede cuando los planes de ayuda se han convertido en un asunto crucial para los países receptores, que ya han notado una rebaja de las ayudas en 2007.

La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) y los créditos baratos de la UE son vitales para muchos países como Mozambique y Sierra Leona, donde representan hasta el 50% de sus presupuestos públicos. El asunto ha sido uno de los más polémicos en las reuniones de los representantes permanentes de la semana pasada, y será uno de los debates clave de la reunión del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores que se celebra hoy y mañana en Bruselas.

El respaldo financiero europeo debería llegar a 66.000 millones en 2010

El Consejo ratificará los compromisos con los países en desarrollo acordados en Barcelona (2002) y Bruselas (2005), por los que la AOD debe alcanzar el 0,56% del producto interior bruto (PIB) europeo en 2010 y el 0,7% en 2015. Esto significaría elevar la ayuda europea hasta 66.000 millones de euros en 2010. En 2007, los fondos aportados por la Unión descendieron por primera vez a 46.087 millones (0,38% del PIB) frente a los 47.676 millones (0,41%) del año anterior. Un grupo de nueve países, entre los que figura Reino Unido, España, Suecia y Bélgica, había propuesto que los Estados detallaran sus previsiones anuales para así garantizar los ingresos de los países en desarrollo. Estos países querían incluir en las conclusiones del Consejo que "la UE pide a los Estados miembros que fijen, antes de la Conferencia de Doha (29 de noviembre), calendarios multianuales que reflejen cómo intentarán alcanzar los objetivos de AOD en 2010 y 2015", según el proyecto de conclusiones consultado por EL PAÍS. La propuesta, no obstante, no prosperó. La República Checa, con el apoyo de Francia y otros tres países, propuso rebajar la expresión "intentarán alcanzar" por otra más dulcificada: "Intentarán progresar para alcanzar".

El Reino Unido, con el apoyo de Finlandia, Irlanda, Suecia, Dinamarca, Luxemburgo y la Comisión Europea, sugirió en cambio incluir unos objetivos anuales más ambiciosos, y elevar las donaciones a 56.000 millones de euros en 2008 y 74.800 millones en 2010. Tampoco tiene visos de prosperar por las reservas de Francia, Italia y de otros 10 pequeños y medianos Estados.

Varios países europeos han establecido objetivos más ambiciosos para alcanzar el 0,7% de AOD antes de 2015. Así, Bélgica, Dinamarca, Luxemburgo, Holanda y Suecia quieren lograr este objetivo en 2010; Irlanda y España, en 2012, y Reino Unido, en 2013. Francia, que también había acordado anticiparse a 2012, aplazó el compromiso hasta 2015 por decisión de Sarkozy.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sólo nueve países han establecido calendarios anuales para alcanzar los objetivos (Reino Unido, España, Bélgica, Chipre, Estonia, Finlandia, Italia, Rumania y Eslovenia). Tras la llegada de Berlusconi, Italia se ha desentendido del acuerdo.

Acto de protesta de la Plataforma del 0,7 en Madrid en 1999.
Acto de protesta de la Plataforma del 0,7 en Madrid en 1999.R. GUTIÉRREZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS