Reportaje:61º Festival de Cannes

"Me cortaría la mano de Dios por Julia Roberts"

Maradona habla de la culpa, de las drogas y del fútbol en un documental que dirige el serbio Emir Kusturica

La comparación de Diego Armando Maradona con Marilyn Monroe no es tan disparatada, aunque venga del siempre exagerado cineasta serbio Emir Kusturica. "Si Warhol viviese también hubiera inmortalizado su cara", añade el cineasta al referirse al futbolista argentino. Dos iconos del siglo XX. Dos personas adoradas como dioses y condenadas por ello a un lugar intransitable para cualquier humano. La película Maradona por Kusturica se presentaba ayer en una sesión especial del festival de Cannes. Y una cosa quedó clara: Maradona es único pese a la a veces cargante y oportunista mano de Kusturica. Cuando un periodista le preguntó al astro que, ya que estaba en Cannes, confesara cuál era su actriz favorita, al jugador le brillaron los dientes y los diamantes de las orejas y, agarrando con fuerza su mano izquierda, dijo: "Me cortaría la mano de Dios por Julia Roberts. No hay otra para mí: Julia Roberts".

Kusturica: "Si Warhol viviese habría inmortalizado su cara"
"¡Qué jugador nos perdimos!", dice el Pelusa lamentando su drogadicción
Más información
Eastwood aterra, James Gray conmueve
Maradona despliega su magia en el Festival de Cannes
Eastwood, Angelina Jolie, Brad Pitt y Maradona se adueñan de Cannes
Kusturica invierte en la cultura serbia

Maradona y Kusturica se paseaban ayer abrazados por La Croisette con el aire cómico del dúo Sacapuntas, los dos "hermanos" hablaron de su película y de una amistad que ha facilitado que el futbolista hable ante la cámara de su culpa, de sus hijas, de la corrupción en el fútbol, de cómo jugaba de niño de noche sin ver la pelota y de su pena: "¡Qué jugador nos perdimos!", dice El Pelusa lamentando su adicción a las drogas. "Sé lo que me perdí mejor que nadie y ese dolor está dentro mío. Yo sé cual es mi culpa y sé que no la puedo remediar". El jugador matiza que lo lamenta sobre todo por sus hijas y por tener durante años sus sentimientos anestesiados por la cocaína. "No me costó hablar de las drogas en la película porque viví momentos muy duros y lo bueno es que ahora puedo contarlo. Ya no estoy subido en un fórmula 1 como antes, ahora las cosas me llegan y me tocan". Al preguntarle por el documental que sobre la vida de Mike Tyson también se ha estrenado en Cannes y por la manera descarnada en que el ex púgil se autorretrata, el futbolista volvió a demostrar su vital instinto: "No veo similitudes entre su vida y la mía. Él representa el sufrimiento y yo soy la alegría. Ésa es la condición fundamental que nos separa".

Acompañado por sus hijas (Dalma, sentada en el suelo de la sala de prensa, se reía y se tapaba la cara al escuchar a su padre), Maradona habló de mujeres: "¿Que si he besado a muchas? A muchas: a mi madre, a mis hijas, a mis cinco hermanas... yo siempre he vivido rodeado de mujeres. Tenía una mujer y ahora tengo una novia. Y he besado a mi abuela, que es el beso más lindo del mundo... Sí, he besado a muchas mujeres".

Maradona por Kusturica muestra, según su director, ese caos irracional que une a los Balcanes con América Latina. Por la película desfilan goles, beatos de la religión maradoniana y sublimes momentos musicales, como Maradona cantando el himno popular de Rodrigo Bueno La mano de Dios mientras sus hijas le besan y saltan a su lado. Ruido y exceso mientras Kusturica habla de Borges, tangos y streapers. El cineasta justifica su excesiva presencia en el filme (a veces irritante) explicando que fue muy complicado rodar al siempre escurridizo futbolista y que al final no tenía todo el metraje que necesitaba. "Al menos en tres ocasiones no pude reunirme con Diego en Buenos Aires, así que al final sólo me quedó grabarme a mí mismo para terminar la película". "Somos amigos", dice Maradona, "Nosotros nos abrimos y nos contamos nuestras cosas y de ahí nació la película. Se sabe mucho del Maradona malo, del bueno y del ignorante. Pero nadie más que Emir ha entrado dentro. Se han hecho muchas películas sobre mi vida pero ninguna tiene mis sentimientos. Emir es el único que tiene los elementos para hablar de Diego, del Pelusa, del que se drogó y del que salió de la droga".

Como no se puede tener a Maradona delante y no hablar de fútbol, el argentino contestó a Pelé por sus críticas ("Si yo no hubiera tomado drogas, Pelé no llegaba ni a número dos. Él se iba a dormir a las diez y yo jugaba sin dormir. Cuando habla, habla negociando. El cariño de la gente no se negocia y él se ha pegado mucho a Blatter y a Beckenbauer"); defender a Ronaldinho ("Le ha dado todo al Barça. No se le puede criticar de la manera en que se le ha criticado. Me pasó lo mismo con Núñez. El Barça no es nada sin él. Ronaldinho no ha jugado, y el Barcelona no ha ganado nada. Yo les diría que lo retengan. De lo contrario va a irse al Milan o a otro equipo y cuando llegue a Barcelona les va a vacunar"); avanzar que prefiere que esta noche gane el Manchester, aunque ve muy igualado el partido; destacar la genialidad de Ibrahimovic ("porque él sabe que lo que tiene que correr es la pelota y no el futbolista") y decir que sus favoritos para la Eurocopa son, por este orden, España, Italia y Alemania.

El futbolista Diego Armando Maradona, durante la sesión fotográfica de ayer en Cannes.
El futbolista Diego Armando Maradona, durante la sesión fotográfica de ayer en Cannes.AP
Gwyneth Paltrow, protagonista de <i>Two lover</i>s, durante la presentación del filme ayer en Cannes.
Gwyneth Paltrow, protagonista de <i>Two lover</i>s, durante la presentación del filme ayer en Cannes.AFP
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Elsa Fernández-Santos

Crítica de cine en EL PAÍS y columnista en ICON y SModa. Durante 25 años fue periodista cultural, especializada en cine, en este periódico. Colaboradora del Archivo Lafuente, para el que ha comisariado exposiciones, y del programa de La2 'Historia de Nuestro Cine'. Escribió un libro-entrevista con Manolo Blahnik y el relato ilustrado ‘La bombilla’

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS