Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrado por piratas un atunero vasco en Somalia

El barco, con 26 tripulantes a bordo, fue atacado con lanzagranadas

El barco atunero congelador vasco Playa de Bakio y sus 26 tripulantes fueron capturados ayer por piratas en aguas internacionales, en la zona de la costa somalí. Los secuestradores se acercaron al barco disparando con lanzagranadas desde una lancha rápida, a última hora de la tarde, cuando el buque había acabado su jornada, según fuentes de la propietaria Pevasa, con sede en el puerto vizcaíno de Bermeo.

"Afortunadamente, no hubo heridos porque estaban cenando cuando las granadas cayeron en cubierta", explicó un portavoz de la empresa, que ha podido hablar con la tripulación en breves conversaciones. "No nos han pedido nada todavía, pero suponemos que querrán dinero", añadió.

El navío cuenta con una tripulación de 26 personas, 13 africanos y 13 españoles (ocho gallegos y cinco vascos). Tras lograr hacerse con el control del Playa de Bakio, los piratas estaban conduciéndolo hacia su refugio en la costa. El barco llevaba cinco días faenando en el Índico, en aguas internacionales a una considerable distancia de la costa somalí. Las granadas que impactaron contra la cubierta no afectaron a su gobernación.

Anoche, una fragata española tenía previsto dirigirse a la zona del incidente. El Gabinete de crisis de La Moncloa seguía las operaciones, informa Efe. El segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa está al frente de la coordinación. Exteriores y Defensa han comunicado a los enlaces de la OTAN la situación del pesquero español para que los barcos de la Alianza en la zona puedan tomar las acciones oportunas.

La asociación de buques atuneros ya solicitó en julio que una fragata les acompañase a la costa de Somalia, donde fue secuestrado un pesquero por el que se pagó un rescate de 800.000 euros. Los piratas llevaron a cabo 49 ataques contra buques en todo el mundo durante el primer trimestre de 2008. Entre ellos destaca el que sufrió a principios de mes el yate francés Ponant. Por otro lado, 81 personas fallecieron el fin de semana en la capital somalí, Mogadiscio, en enfrentamientos entre tropas gubernamentales e insurgentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de abril de 2008