Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cereal cerrará la campaña con excedentes por las importaciones

Las importaciones de cereales en la campaña actual se elevan ya a 7,6 millones de toneladas, según los datos manejados por la Asociación de Almacenistas de Cereales. Esta cifra, sumada a una producción interior de algo más de 23 millones de toneladas, se va a traducir al final de campaña para el próximo mes de julio en unos elevados excedentes en manos de los productores nacionales, sobre todo de trigo blando y cebada, en la zona del Duero.

Esta situación del mercado es igualmente consecuencia de un recorte de la demanda de piensos estimado en un 10% ante las reducciones fundamentalmente de las cabañas de porcino y vacuno en un 20%. La subida de los precios de los piensos y el hundimiento de los precios de las carnes han provocado una grave crisis ganadera a la que no se dieron soluciones adecuadas en los últimos meses. Ello se ha traducido en el abandono de miles de ganaderos cerrando explotaciones o reduciendo los animales para engorde.

De los 23 millones de toneladas de producción de cereales, 11,6 millones correspondieron a cebadas, 3,5 a maíz, 1,2 a trigos duros y 5,1 a trigos blandos. De la producción nacional, tanto en trigo duro como en maíz, las existencias son escasas.

Sin embargo, se mantienen elevadas en trigos forrajeros ante las importaciones sustitutivas de sorgo. Las mayores existencias corresponden a la cebada, donde se estima que hay más de media cosecha sin vender.

Esta situación ya se ha traducido en bajadas de los precios de los cereales, especialmente del maíz y de la cebada en las últimas semanas. Los expertos prevén que siga una rebaja en los precios, pero en ningún caso se espera un hundimiento de las cotizaciones hasta los niveles de hace un año por estas mismas fechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de abril de 2008