58ª edición de la Berlinale

Day-Lewis: "Esta historia tiene ecos del presente"

Quien quiera ver en Pozos de ambición, la película que Paul Thomas Anderson y Daniel Day- Lewis presentaron ayer en Berlín, la sombra de las ideologías modernas más siniestras, no va desencaminado. El brillante director de Magnolia, que ganó la Berlinale en 2000 y el actor favorito este año para llevarse el Oscar por su recreación de este atormentado magnate petrolero dejaron claro que hay paralelismos entre la película, que ocurre a principios de siglo XX, y el presente.

"Hay que ser modesto, aunque también peques de arrogante a la vez. No puedes tratar de implantar el mundo que deseas, pero la gente percibe ecos en esta historia sobre el presente y eso es bueno", comenta Day-Lewis. Anderson, por su parte, dice: "No somos tontos y sabemos lo que está ocurriendo. Las relaciones entre petróleo y religión nos interesaban".

El caso es que esta nueva película de Anderson está basada en la novela Oil, escrita por Upton Sinclair en 1927. Allí encontró el que es uno de los más fascinantes nuevos talentos de Hollywood toda la luz para escarbar de una manera muy profunda e inquietante en muchas cosas oscuras del presente. Asuntos que ya palpitaban entre los pioneros. Por ejemplo, las siniestras relaciones que se dan entre la economía y no las iglesias, sino los iluminados, que es lo realmente alarmante dentro de la extrema derecha estadounidense.

Junto al actor y al protagonista se encontraba Paul Dano, ese actor que ya impactó en Pequeña Miss Sunshine, como un adolescente en huelga fonética dentro de una familia desestructurada, y que ahora, en Pozos de ambición, mantiene un duelo cara a cara con el mismo Daniel Day- Lewis sin inmutarse. Los dos se prepararon a fondo. A la fuerza ahorcan: "Cuando nadie quiere darte dinero para rodar una película así, tienes muchísimo tiempo para prepararte", cuenta Day-Lewis. "Hacer un filme es como perforar un pozo petrolífero. Uno no sabe si saldrá algo, pero sigue perforando, como si le fuera la vida en ello".

El actor londinense, que ya tiene una estatuilla de Hollywood gracias a su interpretación en Mi pie izquierdo, aprovechó para condenar "el circo mediático" que ha rodeado la muerte del australiano Heath Ledger, víctima de una sobredosis accidental de fármacos hace dos semanas. Day-Lewis ya le dedicó el premio que le otorgó como mejor protagonista el Sindicato de Actores Estadounidenses.

Por otra parte, Martin Scorsese anunció que rodará un documental sobre Bob Marley, y que lo tendrá antes del 6 de febrero de 2010, cuando Marley hubiera cumplido 65 años.

Daniel Day-Lewis posa ayer en la Berlinale antes de la rueda de prensa de <i>Pozos de ambición.</i>
Daniel Day-Lewis posa ayer en la Berlinale antes de la rueda de prensa de <i>Pozos de ambición.</i>REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50