Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Ausencia de sentido y sensibilidad

Jane Austen sigue vigente. Lo demuestran la cantidad de adaptaciones de sus obras que han llegado a los cines en el último lustro, los estudios sobre sus novelas y, por supuesto, su espíritu: el del feminismo en tiempos en los que éste ni siquiera había nacido como concepto. Una esencia que intenta capturar la película Conociendo a Jane Austen, dirigida por la veterana guionista Robin Swicord, que debuta en la realización tras unos libretos para echarse a temblar, como la versión de Mujercitas de 1994 que protagonizaba Winona Ryder, Prácticamente magia (1998) y Memorias de una geisha (2005).

La base de la historia de Conociendo a Jane Austen, ambientada en la actualidad, reside en la creación de un club de lectura formado por un puñado de mujeres y un hombre. Un grupo que se supone está compuesto por personalidades con una tipología cercana a los personajes habituales de Austen. La dudosa presentación de personajes deja paso a un nudo algo más estimulante gracias al carisma de la mayoría de actrices principales. Sin embargo, la complacencia se apodera de nuevo de la trama, hasta llegar a un impostado final feliz en el que el objetivo único parece ser colocar a cada oveja con su pareja.

CONOCIENDO A JANE AUSTEN

Dirección: Robin Swicord.

Intérpretes: Emily Blunt, Maria Bello, Amy Brenneman, Hugh Dancy. Género: drama romántico. EE UU, 2007.

Duración: 106 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de febrero de 2008