Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El coche eléctrico acelera

Todas las marcas lanzan vehículos 'limpios' en el Salón de Detroit

No piense más en repostar gasolina, sino en enchufar su coche en la pared. El automóvil eléctrico ya está aquí y todas las marcas quieren estar en la carrera. Vehículos totalmente eléctricos o híbridos (que alternan motor de gasolina y eléctrico) son los protagonistas indiscutibles en la Feria de Detroit, la más importante de EE UU, el mayor mercado del automóvil del mundo.

La competencia es cada día más dura. Los japoneses fueron los pioneros de los coches híbridos -cuyo motor eléctrico se autoalimenta, pero necesita gasolina- y ahora se inclinan por el vehículo que se recarga en la red, un campo en el que ya habían entrado los grandes fabricantes norteamericanos. El auto eléctrico es un avance hacia el coche limpio, pero no es la solución definitiva, porque aunque no emita contaminantes, la generación eléctrica necesaria sí tiene un impacto.

La feria de Detroit, que abrió sus puertas el pasado domingo, hace más hincapié que nunca en los coches ecológicos y en los beneficios que éstos pueden generar para el medio ambiente que en la potencia y poderío de los motores. En los dos primeros días, las presentaciones de coches y prototipos ecológicos han sido continuas.

Ayer, por ejemplo, Chrysler dio a conocer tres de sus futuros modelos, completamente movidos por energía eléctrica: el Jeep Renegade, el Dogde ZEO (un modelo urbano) y un pequeño Voyager. Los tres -diseñados por una división específica creada por Chrysler llamada Envi- persiguen cubrir los principales grupos de consumidores americanos: los que buscan potencia, los que viven en ciudades y las familias. El presidente de Envi, Lou Rhodes, está convencido de que antes de 10 años los consumidores exigirán sólo este tipo de vehículos: "Cada vez se inclinan más por un estilo de vida más responsable".

Unos planes parecidos tienen en General Motors, que sigue investigando y mejorando el modelo Volt, un coche que se alimenta con una pila de litio. Rick Wagoner, presidente de la compañía, aseguró el domingo que todos los modelos híbridos que construyan usarán bioetanol en 2012, lo que reducirá un 12% la dependencia del petróleo. El problema es que sólo 1.400 de 170.000 estaciones de servicio que hay en EE UU pueden ofrecer biocombustibles.

Pero la presión de los fabricantes de coches extranjeros es tremenda. Audi y BMW han presentado en Detroit sus modelos más ecológicos y han atraído a los mismos visitantes que años anteriores pasaban delante de ellos sin hacerles mucho caso. Por su parte, la japonesa Toyota, que ha desbancado a General Motors como la marca que más vende en EE UU y que ya contaba con un modelo híbrido (el Prius), ha anunciado para 2010 un coche alimentado por pilas de litio, el campo en el que trabajaba desde hace años la marca americana con su Volt. Mientras, la General Motors trabaja en su propio coche híbrido, hasta ahora zona reservada a los japoneses.

Sin duda, la carrera del coche verde ha empezado. "Damos la bienvenida a la competencia porque así se desarrollan las nuevas tecnologías para los consumidores", dijo el presidente de Toyota, Katsuaki Watanabe.

Objetivo rebajado

- El Parlamento Europeo adoptó ayer una resolución en la que rechaza los límites propuestos por la Comisión Europea sobre las emisiones de CO2 de los automóviles por considerarlos "demasiado ambiciosos". En su propuesta, aprobada el pasado mes de diciembre, había fijado como objetivo obligatorio que las emisiones de CO2 de los vehículos se limitaran a 120 gramos por kilómetro a partir de 2012. El Parlamento rebajó ayer estos límites a 125 gramos por kilómetro y aplazó su entrada en vigor hasta el año 2015.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de enero de 2008

Más información