Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Evo Morales afirma que no permitirá la división de Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió ayer que no permitirá la división del país y que impedirá cualquier tentación federalista, a pocas horas de que cuatro regiones presenten sus estatutos autonómicos. Morales ordenó el estado de alerta en las Fuerzas Armadas y el envío de refuerzos policiales a esas regiones.

El país soporta fuertes tensiones políticas derivadas tanto de la aprobación de un texto constitucional por la mayoría oficialista en el seno de la Asamblea Constituyente, cuanto por la decisión de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando de aplicar el régimen autonómico de derecho después de la presentación de sus estatutos a la ciudadanía.

Cuatro provincias presentarán hoy sus estatutos de autonomía

Evo Morales recibirá hoy, en un acto de masas convocado en La Paz, el nuevo texto constitucional, aprobado el pasado domingo con el único respaldo del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), en una sesión que la oposición rechazó por ilegal.

Hoy, también, los prefectos (gobernadores) de Santa Cruz, Rubén Costas; de Tarija, Mario Cossio; de Beni, Ernesto Suárez, y de Pando, Leopoldo Fernández, presentarán oficialmente el texto de sus estatutos autonómicos, después de que confirmaron que el nuevo texto constitucional ignora el referendo de julio de 2006, en el que las cuatro provincias dieron un mayoritario al régimen autonómico.

Los estatutos, que disponen la administración de los impuestos, los recursos naturales, tierra y territorio, la gestión educativa y de seguridad (proponen Policía departamental), fueron aprobados en días pasados, después de que el Gobierno decidiera recortar a las regiones los ingresos derivados de los hidrocarburos, y que se destinaban a los presupuestos de las Prefecturas (gobernaciones).

El Defensor del Pueblo, los empresarios, la Iglesia Católica y otras instituciones apremiaron al Gobierno y a los prefectos para lograr un diálogo. La politóloga Jimena Costa ha advertido que este escenario, en el que el Gobierno intenta imponer por la fuerza un proceso constituyente y en el que las regiones se declaran autonómicas y empezarán a actuar de facto, puede desatar enfrentamientos.

"La pregunta es: si el Gobierno va a utilizar los aparatos represivos del Estado para frenar a los movimientos regionales, o va a utilizar a los movimientos sociales afines al MAS para frenar a los movimientos regionales", señala la politóloga Jimena Costa, al vaticinar nuevos escenarios de violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007