_
_
_
_
La lucha contra el cambio climático

España es el país europeo que más se aleja del cumplimiento de Kioto

Bruselas calcula que la Unión sí alcanzará los objetivos marcados para 2010

Ana Carbajosa

Los Veintisiete acudirán la próxima semana a la conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático en Bali con los deberes hechos, según los cálculos que hizo públicos ayer la Comisión Europea. Las proyecciones, elaboradas por la Agencia Europea de Medio Ambiente, indican que la UE habrá reducido en 2012 más del 8% de sus emisiones de CO2 respecto a los niveles de 1990, como se comprometió con el Protocolo de Kioto, aunque para ello deberá echar mano de nuevas medidas como la inclusión de la aviación en el sistema de comercio de emisiones.

Más información
España tendrá veranos extremos

Eso no significa además que cada uno de los Veintisiete vaya a ser capaz de cumplir sus promesas. En concreto, España no lo logrará, según los cálculos de Bruselas. Es el país que peor parado sale en cuanto al cumplimiento de los objetivos acordados en Kioto. Bruselas estima que en 2010, España habrá excedido en un 14,2% las emisiones contaminantes permitidas. Italia y Dinamarca son los otros dos países que incumplirán los compromisos.

Datos antiguos

Fuentes comunitarias explicaron que en las cifras españolas no han tenido en cuenta el plan de medidas urgentes que adoptó el Gobierno el pasado verano ni el plan nacional de asignaciones 2008-2012, que entra en vigor en enero y que deben mejorar los datos españoles. Dijeron, además, que hay que tener en cuenta que la economía española ha crecido mucho, y que en emisiones por persona España figura entre los países menos contaminantes de la UE.

Pero de poco le valdrán a España a estas consideraciones, porque como anunció ayer mismo el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, Bruselas podría abrir procedimientos de infracción contra los países que al final incumplan los objetivos.

La Comisión Europea calcula que en 2010, los Veintisiete habrán reducido un 7,4% las emisiones contaminantes respecto a los niveles de 1990, el año de referencia. Esos cálculos incluyen la plantación de árboles que absorban el dióxido de carbono o las reducciones procedentes de los créditos de emisión que compran a los países en desarrollo. Las organizaciones ecologistas consideran que los países europeos abusan de estos mecanismos, lo que les permite no tener que reducir tantas emisiones en sus países.

En cualquier caso, con el 7,4% se acercarían los europeos al objetivo del 8% acordado en Kioto, que, según explicó Stavros, se superará con creces -hasta llegar al 11,4% de reducción- una vez se pongan en marcha nuevas medidas como la incorporación de la aviación y el transporte marítimo en el sistema de comercio de emisiones de la Unión.

Con estas credenciales acudirá la UE el próximo lunes a Bali, donde se lanzará la nueva fase de negociaciones de cambio climático de la ONU, que debería culminar en 2009 con un acuerdo. Bruselas defenderá en Bali objetivos muy ambiciosos de lucha contra el cambio climático. La UE quiere que los países desarrollados se comprometan a reducir un 30% de sus emisiones en 2020. De quedarse sola en sus ambiciones, la UE piensa reducir en cualquier caso y de forma unilateral un 20% de sus emisiones para el año 2020. Lo que no está tan claro es cómo lo piensa hacer.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ana Carbajosa
Periodista especializada en información internacional, fue corresponsal en Berlín, Jerusalén y Bruselas. Es autora de varios libros, el último sobre el Reino Unido post Brexit, ‘Una isla a la deriva’ (2023). Ahora dirige la sección de desarrollo de EL PAÍS, Planeta Futuro.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_