Repsol vende 200 gasolineras en Chile a la colombiana Terpel

La petrolera ingresará más de 140 millones y empieza a desprenderse de activos no estratégicos

La petrolera Repsol YPF ha vendido a la compañía colombiana Terpel 200 gasolineras en Chile por más de 140 millones de euros. Terpel es una filial de la compañía Promigas, controlada a su vez por Ashmore Energy International. Este holding está radicado en las islas Caimán y es propiedad, a su vez, del fondo de inversión especializado en mercados emergentes Ashmore Investment Limited.

La petrolera planea invertir 5.000 millones al año hasta 2012

La operación de venta en Chile, país en el que Repsol YPF distribuía combustible desde 1999, forma parte del proceso de reorganización de activos que lleva a cabo la compañía. El fin último, según fuentes de la petrolera, es desprenderse de activos no estratégicos para volcar su actividad en el núcleo del negocio.

En el caso de la venta de gasolineras en Chile ha pesado, además del precio ofrecido por Terpel, el hecho de que Repsol YPF no mantenía en el país actividad de refino. No se trata, puntualizan en la compañía que preside Antonio Brufau, de vender activos en América Latina, sino de racionalizar su actividad. La petrolera continuará con la actividad de venta de combustible en Chile al sector aeronáutico, la distribución de butano (controla el 41% de la sociedad Lipgas) y la venta de lubricantes.

Con la adquisición de las gasolineras de Repsol YPF, la colombiana Terpel, primera comercializadora de combustible en Colombia, amplía su presencia en el continente. La sociedad controla ya 1.400 gasolineras en México, Panamá, Ecuador y ahora Chile.

La operación cerrada en Chile se ajusta a los planes expuestos recientemente por Brufau. Éste ha dado por finalizado el proceso de saneamiento de la petrolera tras la revisión de reservas que realizó en 2006 y ha anunciado que se abre una etapa de crecimiento "orgánico" en la que se invertirán 5.000 millones de euros anuales durante los próximos cinco años.

Las inversiones de Repsol se dirigirán ahora hacia áreas geográficas distintas de América Latina de forma que los activos en Argentina, Venezuela, Bolivia y México se mantendrán, aunque tendrán menos peso en el conjunto.

En el inmediato futuro, los planes de la compañía pasan también por vender un 45% de las acciones de la filial argentina YPF a lo largo del primer semestre de 2008. Primero, en el primer trimestre del próximo año, la petrolera intentará incorporar un socio industrial local, al que venderá un 20% de las acciones. Posteriormente, y en cualquier caso antes de junio de 2008, colocará en el mercado (y entre los empleados de YPF) otro 25% del capital de la filial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50