Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado un campamento de las legiones de Escipión en Tarragona

Debía de ser un espectáculo imponente: cuatro legiones, 25.000 hombres pertrechados para entrar inmediatamente en combate. Marchaban bajo el mando de Publio Cornelio Escipión Africano. Se dirigían a Cartago Nova (Cartagena), en el marco de la Segunda Guerra Púnica (218-206 antes de Cristo) para tomarla, tras una campaña relámpago, a sangre y fuego. En el camino, construyeron un campamento gigantesco, que ahora ha sido localizado en una terraza del río Ebro en el término municipal de la Palma de l'Aldea, en la comarca del Baix Eibre (Tarragona), según el profesor asociado del Departamento de Prehistoria, Historia Antigua y Arqueología de la Universidad de Barcelona (UB), responsable del hallazgo y hombre que ha llevado bajo el brazo en su investigación a Tito Livio y Polibio.

El campamento, según explica el propio Noguera en la página web de la UB, ocupaba posiblemente unas 30 hectáreas, aunque el espacio de la excavación es de unas siete. Se trata, advierte, de un campamento típico de campaña, "del que no se han encontrado ni se encontrarán restos de estructuras" al ser todas efímeras (foso, empalizada).

Lo que sí ha aparecido es equipo y pertenencias de los legionarios: ánforas, monedas, fragmentos de vajilla, y armamento como puntas de lanza, espadas, o proyectiles de honda. Las monedas incluyen acuñaciones raras sólo explicables por la presencia de un ejército, como un tetradracma ptolemaico, didracmas griegos y muchas piezas cartaginesas tomadas seguramente a las tropas derrotadas en la batalla de Cese (218 antes de Cristo).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 2007