Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brecha salarial entre hombres y mujeres se hace más profunda

Los asalariados cobran de media un 43% más que las trabajadoras con nómina

Los hombres cobran de media en España un 43% más que las mujeres (19.314 euros frente a 13.497). Y la diferencia va en aumento. El año pasado, la estadística Mercado de trabajo y pensiones de la Agencia Tributaria calculaba que la brecha era de un 30%. El organismo del Ministerio de Hacienda no especifica si la diferencia se da cuando ambos realizan la misma tarea, pero lo que deja claro es que ellas acceden a trabajos en peores condiciones que ellos.

Los 13 puntos en que ha aumentado la brecha salarial se alcanzan a pesar de que en el último año, las nóminas de hombres y mujeres crecieron lo mismo: un 5,4% de media. Pero como se partía de una situación de desigualdad, el resultado es que ésta se acrecienta proporcionalmente. Se pasa de una diferencia de 5.521 euros a favor del hombre a una de 5.817.

En 2004, con un sistema de medición diferente que no permite comparar directamente con los datos de 2006 y 2005, también se daba una clara desproporción. Las mujeres eran mayoritarias entre quienes cobraban menos de 1,5 veces el salario mínimo interprofesional. En todas las demás categorías superiores, eran los hombres los mayoritarios.

El trabajo refleja que las condiciones laborales de las mujeres son peores. Como mide el total tributado por las nóminas, no distingue entre tipo de contrato (permanente o temporal) o jornada (completa o reducida), aunque otras estadísticas oficiales indican que entre las mujeres hay más trabajo precario y con jornadas menores.

En conjunto, entre los asalariados españoles la contribución media fue en 2006 de 15.522 euros. La población trabajadora femenina con nómina (no se computan otras formas, como las autónomas dedicadas al servicio doméstico) creció en 421.000, mientras que el de hombres lo hizo en 289.000. La proporción sigue siendo de un 57,6% de hombres y un 42,4% de mujeres trabajadoras.

De los tres tipos de retribuciones estudiados (salarios, pensiones y prestación por desempleo), la que más subió de media fue la de las pensiones (un 6,36%), seguida de los salarios (un 5,19%) y el paro (el 3,66%). En todos los casos, por encima de la inflación. La media fue del 5,61%.

Por edades, el trabajo destaca que el grupo que está en "edad universitaria" (de 18 a 25 años, 4 millones de personas), el número de trabajadores sólo aumentó un 0,1%. En cambio, entre los menores de 18 años el aumento del grupo de trabajadores fue del 4,3%, lo que indica la entrada en el mercado laboral de los chicos y chicas que abandonan los estudios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de octubre de 2007