Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultura acusa a la industria alimentaria de hacer negocio con la subida del cereal

España solicitará a Bruselas medidas para frenar la exportación y apoyar la importación

El secretario general de Agricultura, José Puxeu, acusó a algunos sectores de la industria alimentaria de querer hacer negocio con la subida de los precios de los cereales. Para el responsable de Agricultura, no tiene justificación una subida del 15% en el precio del pan. En su opinión, los ganaderos son quienes están soportando el coste del incremento de las materias primas. Puxeu abogó por que el mercado de los cereales se recupere y vuelva a haber oferta y anunció la decisión española de solicitar en Bruselas medidas para frenar la exportación y aumentar las importaciones.

A pesar de la existencia de una cosecha total de cereales en España superior a los 23 millones de toneladas, una de las tres mejores de la última década, los precios de las materias primas, lejos de estabilizarse, experimentaron en las últimas semanas una subida espectacular hasta situar las cebadas en origen por encima de los 0,19 euros el kilo; maíz y trigo forrajeros a más de 0,22 euros y los trigos duros por encima de los 0,25 euros.

Este comportamiento de las cotizaciones tiene graves repercusiones sobre todo para la cabaña ganadera, que paga los piensos un 30% más caros, y para una parte de la industria alimentaria. El responsable del Ministerio de Agricultura denunció la actitud de sectores agroalimentarios, como el panadero, de utilizar la subida del trigo en un 40% para incrementar en un 15% el precio del pan, cuando el cereal sólo supone el 10% del coste de una barra.

Puxeu recalcó que el impacto de la subida de las materias primas lo están soportando fundamentalmente los ganaderos sin que ese aumento lo hayan repercutido en los precios de sus productos. Las carnes de vacuno y porcino no han subido en origen, los pollos lo hicieron en agosto, como suele ser tradicional por la mayor demanda y subieron los huevos, pero por una caída en la producción.

Ante esta situación de los mercados, Agricultura ha puesto en marcha una ofensiva cuyo primer paso fue un encuentro ayer con la Confederación de Cooperativas a las que se hizo un llamamiento para que no retengan mercancía. Agricultura se entrevistará igualmente con las organizaciones agrarias y con los representantes de las organizaciones ganaderas.

Sin razones objetivas

Para el secretario general, de acuerdo con los datos sobre las producciones comunitarias y mundiales de cereales, la oferta se halla cada vez más ajustada a una demanda en aumento, pero no hay razones objetivas para la actual situación. José Puxeu considera que las tensiones responden fundamentalmente a las mayores compras de países como China, India o norte de África y rechaza tajantemente que la demanda de biocombustibles sea la principal causa del problema ante el bajo volumen de cereales que se emplea para este fin.

"Los biocombustibles no generan distorsiones en el mercado", afirmó Puxeu, quien recordó que los cereales empleados para la producción de bioetanol o biodiesel apenas suponen el 2% de la cosecha del año pasado.

Para tratar de ajustar el mercado, España solicitará a la Comisión Europea que adopte varias medidas urgentes: entre otras, Agricultura quiere que Bruselas rebaje los aranceles a la importación de materias primas, así como que frene las actuales exportaciones de cebada a países árabes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007