Reportaje:

'Mujeres al borde de un ataque de nervios' será un musical de Broadway

Almodóvar anuncia el futuro espectáculo y bendice la obra teatral de 'Todo sobre mi madre'

Pedro Almodóvar dio ayer su bendición a All about my mother horas antes del estreno, en el legendario Old Vic de Londres, de la pieza teatral basada en su galardonada Todo sobre mi madre. Acompañado por dos protagonistas de la película, Cecilia Roth y Penélope Cruz, el realizador manchego desveló en la capital británica que Mujeres al borde de un ataque de nervios, otro de sus grandes trabajos con eco internacional, llegará a Broadway en versión musical.

"Estoy muy contento con la adaptación. No es un remake de la película, sino una obra de teatro, con vida propia", exclamó Almodóvar en un hotel de Londres, donde convocó a la prensa española. Adaptada al inglés por el australiano Samuel Adamson, y dirigida por el irlandés Tom Cairns, All about my mother llega al estrado del Old Vic, el teatro dirigdo por el actor estadounidense Kevin Spacey, envuelta en un oleaje de expectativas. Es el gran estreno de la temporada, un evento que incluso ha llamado la atención del informativo más sesudo de la televisión británica, el Newsnight de la BBC.

"No es un 'remake' de la película, sino una obra de teatro, con vida propia"

"Contiene elementos novedosos, puramente teatrales y muy bien empleados, que funcionan a favor de la obra y también a favor de la identidad de la película", describió el cineasta. El final de la obra se desvía del original con las cinco actrices hablando entre ellas ante el público La escena culmina, en un homenaje a Lorca, con un monólogo de Diana Rigg, la actriz que hace el papel de la también actriz Huma Roja, que interpretó Cecilia Roth en el filme. "Es el cambio más atrevido, una escena inventada que funciona muy bien. Me daba miedo escuchar a Lorca en inglés, incluso más que a mis propios diálogos", señaló Almodóvar.

"La película concluye en un tono menos grave", añadió en referencia a la misma escena, "pero este cambio no traiciona el espíritu de Todo sobre mi madre". Hacía más de dos décadas que el realizador no permitía adaptar al teatro su filmografía. Le disgustó el resultado de los montajes italianos de Entre tinieblas y Mujeres al borde de un ataque de nervios, por su tono, dijo ayer, "caricaturesco". Adamson, en cambio, ha partido en dirección opuesta, reforzando la dureza y gravedad de los personajes y embrollos del filme.

"Prefiero que haya reforzado la emoción y drama de la película que sus partes cómicas. Con mi material, existe el peligro de que si se escoge la parte más fácil, la del humor, el tono puede volverse caricaturesco. Yo me muevo siempre al borde del abismo, pero sé mantener el equilibrio entre el drama y el humor. En las adaptaciones no siempre se logra, y, de haberse decantado por la comedia, las distorsiones hubieran predominado más", defendió ayer.

Congraciado con las adaptaciones dada la experiencia londinense, Almodóvar espera ahora con ilusión la conversión en musical de Mujeres al borde de un ataque de nervios, la película con la que se proyectó internacionalmente. "Ahora mismo, dos personas están escribiendo el libreto y las canciones de un musical destinado a Broadway", desveló el celebrado cineasta.

Atrapado por la adaptación

Almodóvar asistió a cuatro funciones de All about my mother en el Old Vic antes de familiarizarse con su inusual papel de "espectador" y salvar "el inevitable desconcierto inicial de un continuo plano largo". "Una vez superado el desconcierto, seguí la obra de un tirón. Quedé atrapado por la adaptación", dijo ayer en Londres. "Yo no hago teatro porque echo en falta el primer plano, el poder ver los ojos y la boca de los actores. Pero el teatro está siempre presente en mis obras y mi vida, y me pica el gusanillo. Es tentador hacer teatro, aunque me da miedo, porque no me juzgarán como debutante. Haré un espectáculo pequeño, un monólogo, basado en mi área de especialización, la dirección de actores", adelantó.

La experiencia de Londres le empuja hacia la aventura porque, según celebraba ayer, "me están tratando como a Chéjov". Se refería al respeto con el que ha tratado su película el equipo concentrado en el Old Vic, teatro que dirige Kevin Spacey. Samuel Adamson ha adaptado Todo sobre mi madre al inglés sin variar las localizaciones originales, en Madrid y Barcelona, y manteniendo los nombres de pila originales de los personajes.

Almodóvar sonríe con picardía y con orgullo al imitar la pronunciación inglesa de Agrado, el travesti de la obra que interpreta con gracia el actor cómico británico Mark Gatiss. "Suena alemán", decía el realizador. Diana Rigg, Lesley Manville, Joanne Froggatt y el joven revelación Colin Morgan completan el reparto principal.

Almodóvar aún recuerda su primera visita, en 1971, al Old Vic, "aquí vi actuar a Laurence Olivier en la obra de Shakespeare El Mercader de Venecia", presumió ayer. Ahora le llega el turno a él, el más famoso portavoz del cine de autor español con la primera adaptación al inglés de Todo sobre mi madre.

La critica comenzará hoy a emitir sus veredictos pero Almodóvar está feliz con la reacción del público en las funciones de preestreno: "La gente está entusiasmada, hipnotizada por la obra. Siento curiosidad por la opinión de la crítica pero en absoluto tengo los nervios de un estreno de mis películas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de septiembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50