Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"He sido objeto de una persecución implacable"

"He sido objeto de una persecución implacable por parte de una serie de medios concretos: la Cope, Abc y Anson", explicó ayer Rosa Regàs refiriéndose a la campaña de prensa que terminó por llevarla el año pasado al Parlamento y que ha seguido adelante hace poco por unas declaraciones ("tergiversadas", según ella) sobre su relación con los periódicos (se dijo que invitaba a no leer la prensa escrita) y por el episodio de la desaparición de los mapamundis ("los dispositivos de seguridad de la Biblioteca Nacional son los mismos que tienen las bibliotecas europeas", afirmó al respecto).

Citó el caso de Pilar Miró, la directora de cine que tuvo que dejar la dirección general de Radio Televisión Española (RTVE) por las críticas que padeció por sus gastos de representación, como un precedente y apuntó: "No les gusta que manden las mujeres. Y menos una de izquierdas como yo, que no tiene costumbre de callarse, que dice lo que piensa y que no piensa cortarse nunca. No me importa dejar el cargo, es una liberación, aunque siento no haber podido terminar los proyectos que inicié. Vuelvo ahora a mis libros y a mis viajes. Y tengo 74 años, así que me merezco ya la jubilación".

Regàs defiende haber abierto a la sociedad una institución tradicionalmente anquilosada y paquidérmica. "Soy escritora, he trabajado en el mundo de la edición, he traducido. Estoy tan próxima al mundo del libro que acepté encantada el desafío que me propuso el presidente Zapatero de dirigir la Biblioteca. Lo he hecho lo mejor que he podido y la historia decidirá si hubo más aciertos o errores".

Desde hace ya años, los distintos gobiernos han elegido a personas próximas al mundo de la cultura para encargarles la gestión de la Biblioteca. Entre 1994 y 1996 estuvo al frente de la misma el poeta (y escritor) Carlos Ortega, que fue sucedido por los también poetas (y escritores) Luis Alberto de Cuenca (1996-2000) y Jon Juaristi (2000-2001). Luego vino Racionero (2001-2004) y después le tocó a Regàs.

Nacida en Barcelona en 1933, Regàs empezó su vinculación al mundo editorial trabajando en Seix Barral entre 1964 y 1970. Fundó después las editoriales La Gaya Ciencia -literatura, política (publicó, por ejemplo, los célebres Qué es..., que inundaron los escaparates durante la transición), economía, filosofía, poesía y arquitectura- y Bausán (literatura infantil). De ahí pasó a implicarse en distintas revistas culturales y a traducir para Naciones Unidas. Entre 1994 y 1998 fue directora del Ateneo Americano de la Casa de América de Madrid. Su carrera literaria se inició con un libro sobre la ciudad de Ginebra, aunque su celebridad en este terreno procede de haber ganado los premios Nadal (con Azul, en 1994), Ciudad de Barcelona (con Luna lunera, en 1999) y Planeta (con La canción de Dorotea, en 2001). Otros libros y premios jalonan su larga trayectoria como escritora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de agosto de 2007