Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia decreta la excarcelación de 200 guerrilleros de las FARC

El Gobierno pretende que la milicia responda a su gesto con la liberación de rehenes

Ya está listo el decreto para la excarcelación masiva de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). A más tardar el próximo lunes, entre 200 y 300 combatientes de la más poderosa guerrilla del país serán desplazados desde sus celdas a un "centro de ubicación temporal" del que no se ofrecen más detalles. El Gobierno de Álvaro Uribe pretende que los jefes guerrilleros respondan a este gesto con la liberación de rehenes.

Aún no se sabe la identidad de los agraciados con esta medida del Gobierno. La única condición es que no estén acusados o condenados por delitos de lesa humanidad. "Tenemos que definir con toda precisión las condiciones jurídicas en que está cada persona, el delito por el cual está condenado, el tiempo que ha pasado en la cárcel y el rango que tenía dentro de las FARC", indicó el ministro de Interior, Carlos Holguín.

La oferta del Gobierno fue rechazada ayer por unos 90 rebeldes de las FARC presos en el municipio de Girón, en el noreste de Colombia, según informa la agencia Efe. Los presos emitieron un comunicado en el que tacharon la propuesta de "cínica" y la acusaban de distraer a la opinión pública.

"Uribe pretende desviar la atención de la parapolítica [escándalo por los nexos entre políticos y paramilitares] y crear un terreno propicio para la impunidad entre altos funcionarios del Estado", sostienen estos presos guerrilleros.

Diversos analistas han mostrado también su oposición a la medida. "No le veo ningún efecto a esta decisión unilateral del Gobierno", declaró a este periódico Carlos Lozano, director de Voz Proletaria, semanario comunista. Lozano, miembro de un equipo que ya trató infructuosamente de negociar con las FARC, asegura que la medida, en lugar de generar acercamiento con el grupo insurgente, crea mayores conflictos entre las dos partes.

Lozano opina, al igual que los 90 presos de las FARC que rechazan la oferta del Gobierno, que con esta medida el Ejecutivo únicamente pretende justificar la liberación de congresistas encarcelados por colaborar con los paramilitares. Uribe anunció la semana pasada también la excarcelación masiva de políticos -la mayoría cercanos al Gobierno- a cambio de que contaran la verdad sobre sus vínculos con los paramilitares.

El origen de la excarcelación de guerrilleros puede encontrarse en la presión que está ejerciendo Francia sobre Colombia. El nuevo presidente, Nicolas Sarkozy, está empeñado en que la guerrilla libere a la ex candidata presidencial ecologista Ingrid Betancourt, ciudadana de nacionalidad francesa y colombiana. Sarkozy ya nombró a un delegado para reunirse con la guerrilla. Las FARC han exigido como condición previa al canje la desmilitarización de dos municipios donde se pueda negociar. Pero el presidente Uribe se opone a esta medida.

Algunos lanzaron otra propuesta a Estados Unidos: intercambio de tres norteamericanos canjeables a cambio de Sonia y Simón Trinidad. Los dos, extraditados, responden ante tribunales de ese país.

Los analistas consideran que el Gobierno pretende mostrar a la comunidad internacional que mientras que el Ejecutivo de Álvaro Uribe es flexible y generoso, a las FARC sólo les interesa la desmilitarización de los dos municipios.

La gran duda que genera todo tipo de especulaciones es: ¿Qué anunciará el presidente Álvaro Uribe el próximo 7 de junio? Dijo que ese día revelará las razones de Estado que motivan estas propuestas de excarcelación que han sorprendido a la opinión pública.

Mientras tanto, los enfrentamientos no cesan. Dos guerrilleros y dos soldados murieron ayer en dos acciones de las Fuerzas Militares colombianas contra las FARC en el sur del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de mayo de 2007