Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugo Chávez presenta la emisora pública que sustituirá al canal privado que clausura el lunes

"No tenemos nada de que hablar, venció la concesión", señala el vicepresidente de Venezuela

Quedan cinco días. El domingo a las doce de la noche, la cadena Radio Caracas Televisión (RCTV), fundada en 1953, apagará su señal. El Gobierno de Hugo Chávez la acusa de golpista y no le concederá la renovación de la licencia. Parte de sus 3.000 trabajadores irán al paro, los culebrones que la han hecho famosa perderán su mejor plataforma y un cuarto de hora después empezará a emitir en su lugar la cadena pública Fundación Televisora Venezolana Social (Teves), cuyo contenido se dio a conocer el lunes. El antichavismo pierde así su alminar más alto, un canal con más de un 30% de difusión.

El director y propietario de la emisora RCTV, Marcel Granier, respondió ayer en un chat de ELPAIS.com a 19 preguntas de las 750 que le plantearon. Si se tiene en cuenta que un chat de éxito es aquel que alcanza las 300 preguntas, se puede interpretar que el cierre del canal está planteando interés en la comunidad hispana.

Uno de los lectores planteó: "Usted autorizó que su cadena RCTV prestara su plató, micrófonos y cámara para que un grupo de militares convocaran al golpe y a la gente a salir a las calles... ¿Con qué moral viene a Europa a vendernos un discurso sobre la libertad de información?".

Y Granier respondió: "RCTV ha sido durante 53 años puerta franca para todo pensamiento y posición. Todo sujeto que en Venezuela ha estado involucrado a actividades que van contra el orden democrático y constitucional ha sido profesionalmente enfrentado por los dignos periodistas que aquí trabajan. En lo que a mí respecta, he mantenido siempre una posición crítica hacia todos aquellos que abusan y se saltan los procedimientos que la ley establece para llegar y ejercer el poder".

En reiteradas ocasiones, Chávez ha tachado a RCTV de golpista. Otro lector preguntó: "¿Por qué una organización como Reporteros Sin Fronteras dice de ustedes: 'RCTV, el grupo audiovisual más antiguo del país, apoyó con otros medios de comunicación el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez?' (http://www.rsf.org/article.php3?id_article=20215)".

El director del canal señaló: "Jamás hemos apoyado salidas inconstitucionales a Gobierno alguno. Esos hechos fueron tristes para Venezuela. Esos y todos los episodios de golpes y sangre que le han hecho profundo daño a la nación. El Gobierno no apoyó a la Comisión de la Verdad que debía arrojar luces sobre estos acontecimientos. Esperamos que algún día sepamos qué pasó realmente".

No obstante, Reporteros Sin Fronteras lamentó ayer que el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela haya desestimado la demanda de RCTV contra la retirada de su licencia de emisión.

Al mando del nuevo canal estará la periodista Lil Rodríguez, especializada en música caribeña. Rodríguez aclaró el lunes que el canal dispondrá de contenidos de entretenimiento, instructivos y educativos. "Pero también habrá espacio para la opinión y la información", añadió. Será un "espacio donde la resistencia popular es la que dirigirá los destinos (...) propicio para el rescate de aquellos valores siempre ignorados en los otros modelos televisivos. (...) Estamos en la defensa de un proceso revolucionario de los medios", indicó.

Por si aún queda alguna duda sobre la posibilidad de que Chávez cambie de opinión a última hora y conceda la renovación a RCTV, el vicepresidente del Gobierno, Jorge Rodríguez, fue taxativo el lunes: "No tenemos nada de qué hablar, se les venció la concesión"

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 2007