Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco insta al Estado a que pida perdón por "los crímenes" del franquismo

Insistirá en la cesión del 'Guernica' para el 75 aniversario del bombardeo de la villa

El Gobierno vasco solicitó ayer a través de una declaración formal que el Estado pida perdón por los "crímenes cometidos en nombre de España" por la dictadura franquista y, en especial, por el bombardeo de la villa foral de Gernika a manos de la Legión Condor alemana, que entonces estaba al servicio del general Franco. El Ejecutivo de Vitoria lamenta que, cuando mañana se cumple el 70 aniversario del bombardeo de la localidad vizcaína, aún no se ha producido ningún gesto de acercamiento o de reconciliación por parte de las instituciones españolas.

Tras la celebración del Consejo de Gobierno, su portavoz, Miren Azkarate, leyó el documento en el que se recuerda la tragedia que sufrió Gernika el 26 de abril de 1937. La declaración sostiene que el bombardeo sobre esta localidad fue una acción "contra la población civil con el fin de aterrorizar a sangre y fuego" a los ciudadanos vascos por su resistencia al franquismo. Y resalta que el ataque se completó con un intento de arrasar moralmente Gernika y Euskadi mediante "mentiras". Gracias al papel jugado por el lehendakari José Antonio Aguirre y por unos cuantos periodistas internacionales, denunciando ante el mundo el ataque, se pudo hacer frente a esa mentira, según el texto aprobado por el Gobierno autónomo.

El Ejecutivo recuerda que las autoridades alemanas, a través de su presidente Roman Herzog y de su embajador en España, asumieron hace diez años, en el mismo pueblo de Gernika, la participación de su país en el bombardeo y pidieron perdón por ello a la sociedad vasca. "Yo quiero asumir ese pasado y reconocer expresamente la culpa de los aviones alemanes involucrados", dijo en aquella ocasión el mandatario alemán, al tiempo que ofrecía su "mano abierta en ruego de reconciliación". En este punto, el Gobierno vasco lamenta que las instituciones españolas no hayan hecho lo mismo, ni reconocido oficialmente sus culpas, ni realizado ningún acto de contricción.

En su declaración, reconoce que el actual Gobierno y Parlamento españoles nada tienen que ver con el régimen franquista, sino que, por el contrario, son herederos del "legítimo" gobierno de la República, truncado por el alzamiento del 36. Sin embargo, esa realidad no le eximiría de culpa sino que, a juicio del tripartito, les da "toda la legitimidad democrática" para condenar la dictadura franquista y para pedir "perdón por todos los crímenes cometidos en nombre de España". Es, añade, "un gesto y un reconocimiento que se nos debe a Gernika y a Euskadi y, también, a la propia sociedad española".

El manifiesto del Gobierno autónomo llega en un momento en que el proyecto de Ley de la Memoria Histórica, con la que el Gobierno central pretende reparar a las víctimas del franquismo y de la guerra civil, superó la pasada semana uno de sus principales escollos, al llegar a un acuerdo el PSOE e IU para declarar "ilegítimos" los tribunales y las condenas dictadas en aquella etapa por motivos ideológicos o políticos. El PNV está muy cerca de dar su apoyo a esta iniciativa.

Además de instar al Estado a pedir perdón, el manifiesto también reitera una petición histórica: el traslado temporal del Guernica de Picasso a Euskadi para que pueda ser exhibido en el museo Guggenheim. "Picasso reflejó la injusticia y la barbarie del bombardeo", apuntó Azkarate, quien resaltó que la insistente petición de solicitar el traslado de esta obra al País Vasco busca recordar a las víctimas y honrar la paz y la libertad. "Si en este 70º aniversario no ha sido posible la cesión del cuadro, trabajaremos e insistiremos para lograrlo con motivo del 75º aniversario. Quizás entonces el Gobierno español se dé cuenta de su injusticia y los supervivientes del bombardeo puedan ver la magna obra de Picasso en la antesala de Gernika".

Las delegaciones del Gobierno vasco en Bruselas, México, Buenos Aires, Santiago de Chile y Caracas se van a sumar esta semana a los actos organizados con motivo del aniversario del bombardeo. Concretamente, los delegados leerán la declaración mañana a las 12.00 y homenajearán a todas las víctimas del bombardeo. Los centros vascos en el exterior también van a conmemorar este aniversario a través de diferentes actos que se celebrarán en ciudades como Boise (Estados Unidos), Bahía Blanca, Rosario, Mar de Plata y Tandil (Argentina), Montevideo (Uruguay) o Sydney (Australia), entre otras.

Por otra parte, varias delegaciones internacionales participarán en los actos conmemorativos del 70 Aniversario del bombardeo. Más de medio centenar de alcaldes y representantes municipales de ciudades de todo el mundo que han sufrido una experiencia similar acudirán a la villa foral vizcaína.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007