Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubierta una proteína en la sangre humana que actúa contra el virus del sida

La clave para el control de la infección del VIH podría estar en la sangre de los propios afectados. Investigadores de la Universidad alemana de Ulm han descubierto que una proteína -llamada por eso inhibidora de virus- se une al agente infeccioso e impide que entre en los linfocitos. El hallazgo se publica hoy en la revista Cell.

Los científicos llevan casi desde el principio de la epidemia buscando una explicación para la variabilidad de la actuación del VIH en las personas. En unas, bastan pocos meses para que, si no recibe medicación, el sistema inmunitario se destruya y aparezca el sida. Otras, sin embargo, viven durante años -hay casos registrados de más de dos décadas- sin tomar pastilla alguna y sin desarrollar la enfermedad. La presencia del péptido identificado podría explicar esta situación.

Pero, aparte de saciar una curiosidad, el hallazgo puede tener a medio plazo efectos prácticos. Si se desarrolla un fármaco o un tratamiento genético que estimule la producción de este péptido, se podría disponer de un nuevo medicamento para controlar la infección.

Este fármaco tendría dos ventajas: por un lado, al tratarse de una proteína humana, se supone que sus efectos secundarios serían mucho menos agresivos que los de los antivirales que se usan actualmente. Por otro lado, como el péptido actúa bloqueando el virus e impidiendo que entre en los glóbulos blancos, se abre una nueva línea terapéutica que serviría para tratar los casos en los que el virus ha desarrollado resistencias a los fármacos ya existentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2007