Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez de EE UU pone en libertad bajo fianza a Posada Carriles

El anticastrista Luis Posada Carriles, de 79 años, será puesto en libertad hasta que se celebre el juicio que tiene previsto por mentir a los servicios de inmigración de Estados Unidos. Eso es lo que se recoge en la orden firmada el viernes por la jueza Kathleen Cardone. Posada Carriles deberá pagar una fianza de 350.000 dólares (unos 260.000 euros), llevar puesto un dispositivo de vigilancia y permanecer bajo arresto domiciliario en Miami, junto a su mujer.

El disidente cubano, que posee nacionalidad venezolana, fue un destacado agente de la CIA que participó, entre otras operaciones, en la fallida invasión de Bahía Cochinos de 1962. La justicia cubana y la venezolana le consideran responsable del atentado en 1976 contra un avión de Cubana de Aviación en el que murieron 73 personas. Está acusado también de los atentados contra enclaves turísticos en La Habana en 1997 y de varios intentos de asesinato de Fidel Castro. Posada es considerado un experto en explosivos.

Siete cargos

Posada está bajo custodia estadounidense desde mayo de 2005, cuando fue detenido en El Paso (Tejas) al intentar entrar ilegalmente en EE UU para pedir asilo. La jueza recordó que el disidente cubano será juzgado el 11 de mayo por siete cargos y que su orden de liberación no aborda la cuestión de su controvertido pasado ni de su historial de oposición al régimen de Fidel Castro.

Su caso puso en un aprieto a la Casa Blanca. Posada es una importante fuerza política entre el exilio cubano, pero sus acciones son vistas por sus oponentes como terroristas, lo que choca con la política lanzada en Estados Unidos tras los atentados del 11-S. Washington teme que la vida de Posada corra peligro si lo pone a disposición de La Habana y Caracas, o que no reciba un juicio justo.

La Casa Blanca intentó sin mucho éxito enviarlo a otro país. La juez Cardone considera que "por su avanzada edad, enfermedad y sus estrechos lazos con la comunidad", es muy difícil que Posada asuma el riesgo de coger un avión para escapar del país.

La fiscalía estudia recurrir la decisión, por lo que solicitó que el disidente permanezca en prisión. Su abogado cree que será liberado durante la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de abril de 2007