La mitad de los hombres que piden una prueba de paternidad sin su pareja no son el padre biológico

Un estudio desarrollado por el Instituto Bernabéu de Fertilidad y Ginecología, de Alicante, ha revelado que la mitad de las pruebas de paternidad que se solicitan en este centro dan como resultado que el padre legal no es el biológico. Curiosamente, se observa que esta circunstancia sólo se produce cuando el supuesto padre acude sin su pareja a realizarse los análisis pertinentes. Por el contrario, cuando éste consulta acompañado de la madre legal, en el 100% de los casos también resulta ser el padre biológico.

Estos datos se obtienen a partir de una casuística de 80 pruebas de este tipo realizadas en el centro alicantino desde 2002. El 26% de los solicitantes eran extranjeros.

Siempre que el hombre acude con la madre legal se confirma que es el padre biológico
La fiabilidad de las pruebas de paternidad es del 100% cuando los resultados son positivos

Otra curiosidad observada en este estudio es que cuando un adulto acude con una persona que legalmente no es su padre, pero cuya sospecha sugiere que sí, los resultados confirman en la totalidad de los casos que, efectivamente, es el padre biológico.

Según el Instituto Bernabéu, el año pasado se demandó en una sola ocasión la prueba de paternidad de un feto, para lo que tuvo que extraerse una muestra del líquido amniótico. Los resultaron determinaron que la pareja de la madre no era el padre biológico.

Expertos del departamento de Biología del centro señalaron que cuando es necesario extraer el líquido amniótico "se asumen ciertos riesgos, que, aunque mínimos, son los mismos que los de cualquier prueba de amniocentesis, es decir, aborto en menos de un 1% de los casos".

El procedimiento habitual para practicar estar pruebas de paternidad, una vez que se han solicitado y se ha aportado al centro la documentación pertinente, es extraer una muestra de sangre del adulto, mientras que a los niños se les hace un frotis bucal con un bastoncillo de algodón, con el fin de evitar un método invasivo, como sería una extracción de sangre.

Pasados entre 10 y 15 días, se entregan los resultados únicamente a quien solicitó la prueba y de modo estrictamente confidencial. En la práctica clínica del Instituto Bernabéu se observa que en ninguno de los casos el demandante ha abierto el sobre con los resultados delante del profesional sanitario.

La fiabilidad de estas pruebas, según expertos del centro, es del 100% cuando los resultados revelan que el solicitante no es el padre biológico y del 99,99% cuando confirman que sí lo es.

Es difícil definir un perfil de solicitante, según el Instituto Bernabéu de Fertilidad, puesto que acuden personas de todas las edades y condiciones sociales. Pese a que es elevado y muy diverso el número de consultas telefónicas que recibe semanalmente la centralita del centro, al menos dos de ellas en ese período se refieren a pruebas de paternidad.

El Instituto Bernabéu, especializado en técnicas de reproducción asistida, ha logrado avances importantes en procedimientos de diagnóstico preimplantacional para seleccionar embriones sanos y evitar que los padres transmitan a su descendencia ciertas enfermedades genéticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de abril de 2007.

Se adhiere a los criterios de