Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Champiñón riojano contra la invasión china

La industria del hongo genera la mitad de los empleos de La Rioja

Entre tres localidades de La Rioja que apenas suman 8.500 habitantes -Autol (3.946), Pradejón (3.794) y Ausejo (772)- producen el 55% de los champiñones nacionales y el 3% de los mundiales. La industria se reparte en 280 explotaciones familiares y una industrial. Así, en la campaña 2004/2005 dieron salida a 68.000 toneladas de champiñón y 9.000 de setas con un valor de comercialización de 85,23 millones y 16,2 millones, respectivamente. El 70% se destina a conservas; el 25%, al mercado en fresco, y el 5%, a la transformación en congelado. Un elevado porcentaje de esta conserva se destina a la exportación, principalmente a la UE.

Esta industria sufre las consecuencias de la aparición del champiñón chino en los mercados internacionales desde que desapareció en 2001 la legislación antidumping de EE UU que gravaba las importaciones chinas con un 300%. La reducción de las exportaciones ha tenido como primera consecuencia un gran aumento de los stocks en las empresas transformadoras. El segundo efecto ha sido el grave deterioro de la capacidad financiera de las empresas para financiarlos y el tercero, una bajada generalizada de precios a los productores. Es decir, en las últimas cuatro campañas los precios han descendido un 24%. Para terminar de dibujar un panorama sombrío, entre 2004 y 2005 se produjo una importante entrada fraudulenta de importaciones de champiñón chino que ha desestabilizado las conservas.

La industria sufre las consecuencias de la aparición del champiñón chino desde que en 2001 Estados Unidos levantó un gravamen del 300%

En esta coyuntura negativa se está logrando invertir gracias al auge del cooperativismo. "Es la única manera de reivindicar el producto", reconoce José Antonio Jiménez, presidente de la Asociación Profesionales de Cultivadores del Champiñón de La Rioja, Navarra y Aragón.

Hablar de champiñón es hablar de compost, la materia prima que necesitan estos hongos para desarrollarse. En la actualidad hay nueve plantas de las que siete funcionan en régimen de cooperativa. Todas ellas se hallan en el entorno de las champiñoneras, que a su vez están cerca de las fábricas de transformación. Así, más de la mitad de los empleos por cuenta ajena en La Rioja pertenecen al sector champiñonero, la mayoría con contratos fijos discontinuos. En conjunto, esta industria emplea a un total de 3.205 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de abril de 2007