Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El conflicto de Irak

Gates pidió el cierre de Guantánamo al hacerse cargo del Pentágono

Robert Gates, en sus primeras semanas como secretario de Defensa, argumentó que la cárcel instalada en la bahía de Guantánamo, en Cuba, representaba tal mancha fuera de EE UU que cualquier procedimiento legal sería visto como ilegítimo, según indicaron altos funcionarios. Gates dijo al presidente Bush que la cárcel de Guantánamo debería cerrarse lo antes posible.

El llamamiento de Gates fue un esfuerzo para transformar en plan de acción la opinión expresada públicamente por Bush sobre su deseo de cerrar Guantánamo. En concreto, Gates urgió el traslado a EE UU de los juicios a sospechosos de terrorismo, para hacerles más creíbles y porque la misma existencia de Guantánamo dañó los esfuerzos por ampliar el apoyo a la guerra, señalaron los funcionarios.

Los argumentos de Gates fueron rechazados por el fiscal general de EE UU, Alberto Gonzales, y algunos abogados gubernamentales que expresaron serias objeciones al traslado de los detenidos al territorio estadounidense, posición defendida por la oficina del vicepresidente Dick Cheney.

La secretaria de Estado Condoleezza Rice hizo suyas las tesis de Gates y urgió el cierre de la cárcel. Pero todas las discusiones sobre el cierre de Guantánamo se paralizaron cuando Bush rechazó esta posibilidad, aunque el Pentágono y el Departamento de Estado siguen estudiando las posibilidades de su clausura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de marzo de 2007