Una bacteria infecta la UCI de adultos del hospital 12 de Octubre desde 2005

El microorganismo es distinto al que acaba de causar la muerte de tres recién nacidos

Las bacterias acechan al hospital 12 de Octubre, donde tres recién nacidos prematuros ingresados en la UCI de neonatos murieron la pasada semana a causa de un brote de Klebsiella pneumoniae. Otro microorganismo, el Acinetobacter baumannii, está infectando desde hace un año a buena parte de los enfermos de la UCI de adultos, donde produjo el primer brote en 2005. El pasado sábado, 12 de los 14 ingresados estaban aislados tras resultar infectados, según denunció ayer CC OO. La bacteria, según varias investigaciones, aumenta el riesgo de mortalidad hasta en un 30%.

Más información
Cuatro bebés reciben el alta y 21 siguen aislados
El 12 de Octubre estará en alerta cerca de 2 meses tras la muerte de tres bebés por una bacteria

El acinetobacter es una de las bacterias denominadas oportunistas u hospitalarias, microorganismos comunes en la atmosfera que no producen daños a las personas sanas. En enfermos debilitados y con el sistema inmunológico deprimido, sin embargo, estas bacterias llegan a ser mortales. Aproximadamente el 6,9% de las personas que ingresan en un centro sanitario se infecta, según el estudio Epine que realiza la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene. La tasa llega al 35% entre los que quedan ingresados en centros de atención intensiva (UCI o UVI), informa Emilio de Benito.

El acinetobacter se caracteriza por ser una de las bacterias hospitalarias que más rápidamente y más fuertes resistencias desarrollan a los antibióti-cos. Según otras investigaciones médicas, causa entre el 7% y el 12% de las infecciones hospitalarias en España y aumenta el riesgo de mortalidad de los pacientes infectados en entre un 20% y un 50%, casi siempre a causa de neumonías.

El Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy (Alicante) sufrió en octubre de 2004 uno de los brotes más severos de los publicados en España, con cinco afectados y tres muertos.

En el 12 de Octubre, uno de los momentos de mayor preocupación se produjo hace cuatro meses, cuando dos pacientes infectados, uno de los cuales acababa de recibir un trasplante, murieron en poco espacio de tiempo, según fuentes del centro. La muerte, como suele ocurrir en estos casos, no pudo ser atribuida sólo a la bacteria, sino como factor contribuyente a la gravedad del estado de los pacientes. El hospital hizo frente a la situación aislando a cinco enfermos de la UCI también infectados.

"No fue suficiente y las infecciones se volvieron a producir en pocos días", explica Enrique Orsi, delegado de CC OO. El sindicato ha remitido en los últimos meses dos escritos a la dirección solicitando la "adopción urgente de todas las medidas necesarias para erradicar el problema".

La batalla de 12 de Octubre contra el acinetobacter viene de largo, según fuentes del centro. En verano de 2005, el hospital llegó a clausurar la mitad de las 14 camas de su UCI de adultos -denominada polivalente, porque en ella ingresan todos los enfermos menos los de traumatología, maternidad e infantil- y aislar a los siete enfermos restantes, todos infectados. "Llegó a ponerse a una persona de enfermería para cada uno para intentar erradicar la bacteria", explican estas fuentes. El hospital lo consiguió aparentemente, pero en la primavera de 2006 se diagnosticaron nuevos casos.

"Desde entonces no se ha conseguido controlar la situación, que ha empeorado desde el verano. El pasado sábado los infectados eran 12 de 14. Ayer [por el domingo] eran seis. Esto es otro problema, porque los enfermos que reciben el alta y van a otras dependencias del hospital, se llevan con ellos a la bacteria", afirma CC OO.

El sindicato explica las medidas que el servicio de Medicina Preventiva ha emitido hasta el momento: "Aislar a los enfermos y atenderlos con guantes y mascarilla, entre otras medidas que no han dado ningún resultado. En parte, porque la UCI no tiene separaciones físicas entre enfermos. Tampoco se ha reforzado la plantilla, por lo que los mismos enfermeros que atienden a los infectados también lo hacen con los que no lo están", afirma Orsi.

CC OO también se queja de que no se hayan adoptado medidas "más contundentes, pero necesarias, como aplazar o derivar a otros hospitales operaciones no urgentes o trasplantes hasta que se consiga eliminar la bacteria de la UCI". "Tenemos noticias de que otros hospitales de Madrid, ante una situación parecida, han actuado de forma mucho más contundente", concluye.

La dirección del hospital no aportó información sobre la presencia de la bacteria en la UCI de adultos, aunque aseguró que "en todos los casos de infección se adoptan las medidas establecidas para su control".

El doctor Javier Lareo, ayer en el hospital 12 de Octubre.
El doctor Javier Lareo, ayer en el hospital 12 de Octubre.EFE

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS